Es un año de cambios para la periodista y el guardameta del Real Madrid. Tras el anuncio del futbolista de dejar el club merengue y marchar a Oporto, Sara Carbonero también ha decidido dar un giro a su vida.

Iker y Sara ya se han convertido en la pareja de moda en Portugal. Tanto  que como han anunciado los rotativos españoles, Iker podría haber mantenido contactos para ayudar a encontrar un nuevo empleo a la periodista, que disfruta de un periodo de excedencia en Mediaset, la cadena para la que trabaja.

Por lo que han difundido los medios, podría haber recibido ofertas de Canal Oporto, condicionadas al aprendizaje por parte de Sara del idioma portugués, lo que volvería locos a los fans de la periodista en el país.

Por lo visto también se habrían granjeado las simpatías del alcalde de Oporto, que habría invitado a Iker y Sara a una francesinha, un conocido plato típico de la población consistente en una rebanada de pan de molde tostada y rellena de carne o embutidos. Un plato muy popular en el lugar y que Iker y Sara tendrán multitud de oportunidades de disfrutar a partir de ahora, y mientras dure su nueva vida portuguesa.

Iker afronta con ilusión su futuro en el equipo portugués, que ha venido acompañado, como podemos ver, de una cariñosa acogida por parte de los ciudadanos más ilustres de Oporto. Esperemos que sea el inicio de una carrera internacional sembrada de éxitos, como lo ha sido la etapa precedente de Iker en el Real Madrid.

Sara no ha escondido su emoción a su llegada a Oporto, una ciudad que ha descrito como llena de rincones mágicos por descubrir, y donde ha destacado la amabilidad de sus gentes.

Vídeos destacados del día



El pequeño Martín Casillas habría cumplido ya un año y medio, lo que le permitirá empaparse del idioma portugués de una manera que seguramente costará más a sus padres. Es conocida la facilidad de los pequeños para aprender nuevas lenguas, ¿qué tal les irá a Iker y Sara con el portugués? Es pronto para especular, pero intuimos que a ambos les irá genial, más si cabe cuando tengan que afrontar sus trabajos y entrevistas en la televisión portuguesa. Desde aquí les deseamos mucha suerte y todo lo mejor.