Parece que la historia de Samira y Adrián todavía no ha terminado del todo. Samira habló en el programa de radio en el que colabora últimamente y contó algo que nadie sabía pero que intuíamos que iba a pasar tarde o temprano.

Por ella misma sabemos que Samira tiene compromisos laborales en Ibiza, y que está pasando el verano allí. Pues bien, el que fue uno de sus pretendientes favoritos, Adrián, ha estado veraneando en la misma isla.

La extronista relató que ella y Adrián se encontraron casualmente en una discoteca muy popular de Ibiza, y que hablaron. Pero lo importante es que ese no fue su único encuentro, sino que otro día se volvieron a ver, y esa vez no fue un encuentro casual, sino buscado por los dos.

Incluso podemos ver una foto de la cita en la que vemos a Samira sonriente mientras Adrián le besa la mejilla.

La pareja se juntó y pasaron un día entero disfrutando de la isla. Samira comenta que aprovechó para mostrarle a Adrián su lugar de trabajo y el círculo en el que se mueve. Según la impresión de ella, el día fue bonito y lo disfrutaron mucho.

Pero tras esta cita, nada volvió a saber de él. Al parecer él tuvo que regresar a su casa, pero al tiempo volvió a Ibiza, pero esta vez acompañado de sus amigos. Samira se queja de que Adrián tiene demasiado en cuenta la opinión de los demás y que por esa razón no quiere contactar con ella. Recordemos que en su final de Mujeres y Hombres y Viceversa, Samira eligió a otro chico, Jonathan, aunque la relación duró muy poco, ya que la chica realmente sentía más por Adrián.

Vídeos destacados del día

Samira admite sin ninguna duda que ella quiere mucho a Adrián pero que siente que no es el momento para que intenten estar juntos, ya que él no termina de fiarse de ella.

La reacción de Adrián no se ha hecho esperar, y en su red social ha escrito dos frases que no dan muchas esperanzas a Samira. Dice que no está con ella ni va a estarlo, y por otro lado explica que no va a tener una relación con una persona a la que le gusta más la Televisión que él mismo. Veremos si con el paso del tiempo las aguas se calman o la decisión de Adrián es definitiva.