Estábamos seguros, Manu ha estado deshojando la margarita sin poder acabar de decidirse por ninguna porque nunca se ha olvidado de Susana. No es normal que habiendo conocido de una forma muy cercana a sus pretendientas, siga sin decidirse y todo apuntaba a que iba a irse solo, lo cual después de nueve largos meses hubiese sido un gran fiasco para el programa.

A Manu lo hemos visto contento con sus pretendientas, pero en sus ojos nunca saltaba la chispa y la complicidad que tuvo con Susana, una mujer que supo conectar no solo físicamente sino también emocionalmente con él. Luego ella se equivocó, sí, pero ¿no fue también él un poco responsable por no acabar de decidirse y dejarse llevar por la brasileña italiana Paola que llegó como un ciclón caribeño? El tronista nunca ha acabado de confiar en ella porque se ha visto repetidamente que tiene mucho interés en hacer Televisión y para darse más a conocer ya protagonizó un reportaje en la revista Interviú, pero sí se ha dejado querer y hasta ha viajado a Italia para conocer cómo vive.

Al programa llegó Ruth que ha protagonizado un flechazo un tanto extraño que nadie se acaba de creer y también Aitziber que si estaba avanzando con Manu, seguramente porque su forma de ser le recordaba a Susana. El mismo daba las claves al decir que desde la primera cita notó una gran conexión que nada tenía que ver con el físico y que es realmente la que a él le puede llegar al corazón. Sabíamos por haber visto fotos, que a pesar de no ser la elegida para ir a Londres, si fue quien finalmente viajó junto al tronista. Hoy se ha desvelado el misterio. Según Paola, no pudo acompañarlo por un problema con su visado. ¿Visado? ¿Esta chica no vive y tiene una boutique en Italia desde hace tiempo?. ¿No es un poco raro? ¿No será que en realidad nos ha vendido una película y está de paso?

Hoy Manu ha decidido por fin cerrar su casting y cuando más contentas estaban Paola, Ruth, Aitziber y la recién llegada Elisa, Emma ha anunciado el regreso de Susana.

Vídeos destacados del día

La cara de él al verla lo ha dicho todo y la de ellas también. Ese ha sido un golpe que no esperaban y que las ha dejado totalmente descolocadas. La pareja no ha dejado de juntar sus manos temblorosas de la emoción y ella le ha dicho que ha comprendido que: 'no puedo estar sin ti' y que quería estar en su final, a lo que él naturalmente ha accedido encantado, después de apagar los incendios temperamentales de sus pretendientas hechas un mar de lágrimas.

Ahora sí que es posible que Manu por fin se decida, deje hablar a su corazón y finalice su trono de la mano de Susana. Lo que el mañana les depare solamente ellos podrán averiguarlo, pero se conocen bien, se quieren y no hay duda de que pueden llegar a formar una bonita pareja enamorada.