Y por fin llegó alguien que acaba haciéndole gracia al tronista más frío de los últimos tiempos en Mujeres y Hombres y Viceversa, bajo el nombre de Labrador.

Tras el desfile de unas cuantas pretendientas -muchas de ellas ya se encuentran en su casa- parece que una chica por fin ha logrado tocar el interruptor del corazón de Labrador y su nombre es Sara, una de las últimas en llegar a MYHYV.

Después de advertir a varias 'chonis' y a los encargados en el programa de realizar los casting de que por ahí no iba bien la cosa, ya que las iba a mandar a todas por donde habían entrado, parece que el equipo de producción de Mujeres y Hombres y Viceversa sí ha empezado a dar con la tecla, al menos con la incursión de Sara.

Con Aroa ya eliminada por este mismo tema y con Belén en la cuerda floja, que a buen seguro acabará perdiendo la silla de pretendienta en los próximos programas, así como Laura, a la que por ahora quiere dejar por aquello de que parece 'no ser muy normal' y le hace gracia, Labrador se está erigiendo como uno de los tronistas más exigentes que han pasado en mucho tiempo el plató de Telecinco.

En ese sentido, el único al que se le puede comprar en algo es al italiano Fede, quien empezó por esa misma línea y se acabó marchando por donde había llegado sin ninguna chica de la mano. Algo que tratará de evitar por todos los medios de la guapa de Sara.

Y es que esta chica, que tiene un punto ingenuo que a veces se torna más atrevido, tiene poco de choni y mucho de una chica alegre que parece alucinar, eso sí, con los musculos de Labrador y con ese punto canalla que, según asegura ella misma 'le pone mucho'.

Vídeos destacados del día

Calificada por alguna de sus compañeras como mosquita muerta, Labrador parece haber encontrado un perfil que le gusta. Una chica divertida, sonriente, con conversación, aparentemente tímida pero que toma las riendas cuando toca hacerlo para cambiar los roles en una relación.

 Sólo el tiempo, y en su caso las citas, dirán si la cosa sigue para adelante. Desde luego que ha comenzado muy bien.