El amor no tiene edad. Una afirmación que parecen estar tratando de inolcular a sus seguidores dos personajes que, últimamente, se están convirtiendo en unos de los protagonistas del presente verano tras confirmar su relación.

Hablamos, como no, del presentador de Televisión y publicista Risto Mejide, y de la jovencísima modelo catalana Laura Escanes, quienes después de haber lanzado la piedra a través de las redes sociales, han decidido formalizar su amor a través de Instagram.

Con una diferencia de 21 años entre ambos, 40 del presentador y 19 de la modelo, el revuelo no ha tardado en saltar en las tertulias de bar y peluquería en las que todo el mundo parece tener una opinión en relación a este tipo de parejas, aparentemente imposibles.

Por un lado están los que, como Risto, aprovechan para criticar a los que censuran este amor por la diferencia de edad mientras que todo el país se vanagloria de la madurez que ha demostrado España en el caso del matrimonio homosexual.

Por otro lado, los que están convencidos de que una chica de diecinueve años todavía está en fase de madurez, de creación de personalidad y de salir con gente de su edad para así confirmar un crecimiento que podríamos tildar de 'natural'. Por tanto, para este sector, este es un amor interesado.

Muchos de los que confirman esta teoría aluden a la más que probable admiración de una Laura Escanes que se habría enamorado, fruto de su juventud, del personaje de Risto, famoso y exitoso dentro y fuera de la televisión, y de una pasión con el físico espectacular de ella, aderezado de una juventud insultante, para que él haya caído en este dispar amor.

Vídeos destacados del día

Sea como fuere, la pareja ha aprovechado todo el revuelo que su amor está desatando para marcharse bien lejos, a Roma, y desde allí alejarse del runrún que no cesa sobre cómo es posible que dos mundos tan dispares, como los de una 'niña' y un 'maduro' hayan podido confluir en el amor, y si este es verdaderamente posible o si acabará muriendo cuando lo haga la admiración y la pasión.