Y finalmente, para evitar su detención dentro de la casa, Mariano decidió abandonar el concurso por su propio pie y así iniciar su defensa ante el caso de estafa y organización ilícita al que se enfrenta y del que fue notificado vía policial esta misma semana durante el encierro.

Tras varios días pensando en relación a qué es lo que debía de hacer, si seguir adelante con su sueño hasta que este le fuera arrebatado por las acusaciones judiciales que pesan sobre él por la estafa en la venta de una moto y como consecuencia de formar parte de una organización ilícita con este tipo de fines, todo ello presuntamente ya que no hay una sentencia firme al respecto, Mariano afrontó el día de la gala con todas las dudas del mundo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Ni el programa ni sus compañeros sabían nada. Quizás él tampoco, pero poco a poco fue desarrollándose la gala y, tras conocerse la expulsión del día, quiso tomar la palabra e informar a la organización de Gran Hermano de que él también abandonaría la casa.

Lo hizo en el momento en el que el conductor de este Reality informaba a la audiencia de que la concursante más votada por el público para convertirse en la siguiente expulsada del concurso sería Angie, lo que no hizo si no confirmar los presagios existentes en el nido al tratarse de la más aislada del grupo en la presente edición.

Tras varios días en los que la participante se ha sentido más que sola recibiendo el vacío de sus compañeros de aventura, y con alguna discusión de por medio, se acababa la tortura para una Ángela que ponía así fin a su presencia en GH 2015.

Cuando todo hacía presagiar que podría vivir su momento de protagonismo en la despedida de la casa, sin tiempo para que la eliminada se despidiera o tuviera su cuota de cámara habitual, Mariano aprovechó para indicar que serían dos los que se iban esa noche de la casa, para sorpresa de todos los presentes.

Vídeos destacados del día

A partir de ahora, Belén, la chica de Mariano dentro de la casa, se queda sola. Habrá que ver cómo lleva la ausencia de su amor. Toda una prueba de fuego.