Se acabó La Ruta de los Mil Templos en esta nueva edición de Pekín Express de 2015. Después de dos meses y pico de programa, A3Media decide poner punto y final a una experiencia que comenzó siendo vivida por ocho parejas y de las que sólo quedan dos en busca del triunfo final.

Una final a la que han llegado Ángel y Bea, más conocidos como Los cuñados, y María del Amor y Yareli, conocidas por todos como Las Canarias, quienes se jugarán el triunfo después de que Los desconocidos, Aitor y Charo, abandonaran el concurso a las puertas de la Final en la última prueba realizada en Kuala Lumpur.

Ya habiendo dejado atrás Malasia, y con los pies posando sobre uno de los países más ricos y modernos del Sudeste asiático como es Singapur, tierra de gas, petróleo y un puerto comercial que atrae a cientos de miles de expatriados a trabajar en sus costas, será el escenario perfecto para hacer de nuevo de nexo de Asía con la civilización previa a la vuelta a casa.

Una vuelta que será especialmente satisfactoria por una de las parejas, quienes tras pasar por todo tipo de penurias, discusiones y peleas podrán optar al premio simbólico de ganadores de Pekín Express La Ruta de los Mil Templos y, como no, y quizás la parte más golosa del premio, a la bolsa económica de miles de euros que les aguarda en las manos de la presentadora y conductora de este espacio, Cristina Pedroche.

Rascacielos, canales, piscinas infinitas, hoteles de lujo y restaurantes de primera serán algunos de los obstáculos que hoy tengan que sortear tanto Los cuñados como Las canarias en busca del último y preciado amuleto en una larguísima jornada de pruebas a modo de yincana que les tendrá desde primera hora de la mañana y hasta última de la tarde corriendo, preguntando y moviéndose por intuición por una capital que, no obstante, no es demasiado grande.

Vídeos destacados del día

Otra cosa será la humedad y el calor al que se enfrenten estas dos parejas en la Gran Final de Pekín Express 2015: La ruta de los Mil Templos. La recompensa bien vale un último esfuerzo.