El clan Preysler supuestamente está dividido por la relación de Isabel Preysler con Mario Vagas Llosa, primero su hija Tamara Falcó que estaba encantada de saber que su madre tenía una relación con el escritor Premio Nobel Mario Vargas Llosa y salió en todas las portadas de revistas y hasta los medios de comunicación televisivos y digitales por medio de vídeos en la escuchaba esa afirmación de sus propios labios.

Ana Boyer fue portada también en las revistas, Televisión y medios digitales, en la que se hacía hincapié sobre que su madre, no ha respetado la memoria de su difunto padre, ya que ha fallecido desde hace tan solo ocho meses y que su propia progenitora, ya sea portada en los medios de comunicación de su relación con Vargas Llosa no le ha asentado bien.

Pero, a la semana siguiente para acallar lo que había comentado Ana Boyer, salió una portada donde desmentía y decía estar encantada que su madre sea feliz nuevamente, ya que había sufrido mucho y que ahora la vuelve a ver sonreír de la mano del escritor Vargas Llosa.

La gente no se lo cree para nada que Ana Boyer esté encantada de que su madre vuelva a estar en pareja en tan poco tiempo de fallecido su amado padre. Nadie en su sano juicio siendo hijo, estaría contenta o contento de ver a la que le dio la vida con otro hombre tan pronto, sin respetar aunque sea, el luto de un año. Claro que pueden decir en este momento, qué antigüedad o qué cursi suena. Pero ni uno ni lo otro. Isabel Preysler es una mujer fría, calculadora, no le interesa ni respeta los sentimientos de nadie, lo mismo su actual pareja.

Vídeos destacados del día

Entonces, nada puede sorprendernos.

Mario Vargas Llosa ha comentado a la prensa, que la vida privada de cada uno, debe ser respetada. Pero ambos tienen tanta ironía y son tan cínicos, que para cobrar exclusivas para hablar de su amor para gritarlo a los cuatro vientos, bien que les ha gustado ser reporteados por una revista muy famosa, para cobrar una buena y suculenta suma de euros que fueron depositadas en sus cuentas bancarias.