Hablamos primero de la serie "Cites", remake de la serie británica "Dates", que cierra temporada reuniendo a todos los personajes de los capítulos, como en "Vidas cruzadas", dándole un cierre a casi todas las tramas con el habitual toque agridulce de la serie, unos con final feliz, otros con final triste y otros ni lo uno ni lo otro, como en la vida real.

Es verdad que en algunos capítulos el interés dependía de varios factores importantes: el carisma o buen hacer de los actores, el interés de sus personajes y lo que les pasara al final. Y por que, en el fondo, "Cites" es como aquellas películas de episodios, ejemplos recientes fueron la francesa "Los infieles", donde el interés era desigual, con capítulos más logrados y otros infumables.

Pero se ha cuidado la historia, el ritmo, la música de fondo y el encanto que desprenden los personajes, con actores adecuados.

Durante toda la temporada, en Twitter se dividían los que decían que la serie tenía hombres "pastelons", o sea, "blandos", cuando otros menos "cultivados" como el tatuador parecía tener más carácter para algunos. Pero la serie ha defendido al hombre sensible, al que hemos visto en todas sus facetas.

Y sobre las actrices, sus personajes parecían siempre más maduras que sus partenaires masculinos. También hemos visto desde jovencitas en la edad del pavo a chicas treintañeras o incluso una gordita entrañable. Pero han acertado con varias parejas homosexuales y lesbianas, igualmente entrañables, prescindiendo de los tópicos en estos casos, algo que las Series de TV3, desde el homosexual de "Poblenou", han cuidado.

Vídeos destacados del día

Mientras, el ya veterano culebrón de sobremesa de la cadena, "La Riera", cerró su sexta temporada de manera impactante, con un capítulo especial de una hora. Aquí no le salió tan bien como en "Cites", pues Twitter se inundó de críticas a la muerte de dos personajes importantes, el involuntario homenaje a "El Padrino 3" de la escena final (ese grito desgarrado de Claudi ante el cadáver de Ona, como el de Michael Corleone ante su hija muerta por la Mafia), y otros detalles poco logrados.

Pero Mercè Sampietro sigue componiendo una "mala" que no tiene nada que envidiar al J. R. Ewing de "Dallas", capaz, como aquel, de ser malvada y mezquina, pero al mismo tiempo sufrir como cualquier persona honrada por los suyos. Ya nos impactó Mercè Riera hace cuatro años asesinando fríamente en la piscina a su marido, marchándose después con la misma cara que ponía Harry el Sucio después de acabar con el "malo".

Mientras que en "Cites" todos son honrados y buena gente, en "La Riera" incluso los honrados esconden secretos sórdidos con una buena colección de variantes.

Los guionistas arriesgan en cada capítulo y cada temporada, parece una norma no escrita en TV3, pero mantienen una corrección en su estilo, y saben hacer que los espectadores se identifiquen con cada personaje, aunque digamos que este es soso, este un imbécil, este un mezquino… incluso sentíamos pena del hermano pederasta de Mercè, que atormentado se quitó la vida. Igual que en "Cites", eligen bien a los actores que encarnan cada uno de esos personajes.

Todas ellas tendrán nueva temporada. "La Riera" vuelve el 7 de septiembre. "Cites", aún tardará, pero también esperamos la vuelta de "El crac", la serie de Joel Joan que sorprendió por la inteligente autoparodia llevada al extremo de su protagonista, para algunos narcisismo descarado y para otros una sana manera de reírse de sí mismo.