Allí arriba, así ha sido como ha terminado la serie revelación de la temporada, de Antena 3 y de la Televisión nacional, en realidad. Allí abajo, título real de la misma, concluye con más de cuatro millones de espectadores y por todo lo alto, con un capítulo final comparable a las mejores comedias vistas en una pantalla, pequeña o grande. Con humor, tensión y precisión en la consecución de hechos hasta que la trama principal se cierra de la única manera que cabía esperar.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Iñaki y Carmen, protagonistas de esa historia de amor teñida de desencuentros, nos han tenido con el corazón en un puño durante los 13 capítulos que ha durado la temporada.

Ellos, la cuadrilla que espera en el País Vasco, la amá estando en coma y ya recuperada, la pobre Nekane, enamorada de Iñaki sin remedio ni solución, Rober, ese médico que tan pardas las ha liado, la recepcionista cotilla, Benito Benjumea, el paciente encantado de serlo, los responsables del bar del hospital, un matrimonio que jamás podría concursar en Master Chef...

Todos, incluyendo a ese celador entrañable cuya historia ha sido la más amarga de todas, han formado la piedra angular en la diversión provocada por una serie que nació a la sombra del éxito de Ocho apellidos vascos, pero que ha ido tomando, gracias a unos guiones llenos de ingenio, una personalidad propia que en ocasiones hacía olvidar su origen para centrar al espectador en los emocionantes acontecimientos que se sucedían.

Vídeos destacados del día

El éxito no le ha sonreído porque sí. Eso ocurre con el primer capítulo, por la curiosidad de la novedad del producto, y con el segundo, para comprobar si el nivel se mantiene. Pero si no lo hace, no hay nada más sencillo que cambiar de canal y no volver a pincharlo ni en el tiempo de publicidad. Y no ha sido ese el caso de Allí abajo, que se ha mantenido en niveles admirables, de calidad y de audiencia, todas las semanas.

Y es que, aunque no lo parezca, hacer comedia no es nada fácil. Es un género muy agradecido, nadie le pone pegas. No todo el mundo quiere ver dramas, el terror o la ciencia ficción también tiene su público específico, pero no hay quien se niegue a ver una buena comedia. La clave está en eso, en que sea buena, a ser posible sin caer en el humor zafio y cuidando con mimo tramas, diálogos y personajes. Allí abajo ha sacado un sobresaliente en todo y puede pasar al siguiente curso con las mejores notas.

Habrá segunda temporada, no sabemos cuándo, pero en el momento en que se estrene, los seguidores de la primera volverán a estar pendiente de las andanzas de quienes los han cautivado con esta.