Pocos días después de que Fede e Ylenia anunciaran de manera conjunta y oficial que su relación se había acabado a través de un "hasta nunki" que ha dado la vuelta en las redes sociales, la ex de Gandía Shore y de GH VIP no ha tardado en encontrar el calor en unos nuevos y fornidos brazos.

Eso es lo que evidencian las últimas fotografías realizadas a la de Benidorm durante el último fin de semana en la que se le ve yéndose a cenar junto con un joven y apuesto joven con el que más tarde se fue al bingo y de donde salieron de la mano a altas horas de la madrugada para marcharse juntos a poner el punto y final a la noche, imagínense cómo.

Pues bien, lejos de tratarse de un desconocido, este se trata de Javier Tudela, el hijo de Makoke, del que Ylenia siempre ha hablado muy bien asegurando que se trata de uno de sus mejores amigos, pero que ahora las revistas se han encargado de revelar que, sin duda, es mucho más que eso.

Al parecer, Tudela, que se habría acercado más a Ylenia que nunca desde que comenzara la crisis de pareja de Ylenia y Fede tras la salida del concurso del italiano, habría aprovechado la debilidad de la alicantina para, en un momento de falta de amor y afecto, darle todo el que le hacía falta, y un poquito más para llenar las reservas.

Una situación que habría supuesto la transformación de esa amistad en un paso más allá, siendo desde hace unas semanas uña y carne, compartiendo cafés, cenas, fiestas, y lo que viene más tarde, tal y como han revelado en los últimos días en Sálvame.

Vídeos destacados del día

Más allá de las últimas fotografías que han visto la luz, algunos de los tertulianos televisivos nos han advertido que las siguientes fotografías en aparecer serían mucho más clarificadoras, dejando a la vista besos y roces propios de las primeras citas de un amor en ciernes como el que parece acecha a estos dos guapos jóvenes.

Como siempre sucede en estos casos, sólo el tiempo dará o quitará la razón. Lo que parece claro es que Ylenia ha decidido olvidar a Fede y por la vía rápida. No le faltan pretendientes.