Las virtudes artísticas de Ylenia Padilla han conseguido alzarla hasta la primera posición de trend topics de Twitter. Su canción “Pégate” amenaza con convertirse en el nuevo hit del verano. La canción, mezcla de reguetón y “perreo” muestra todas las cualidades de la música sintética y, aunque, pegadiza, la mayoría de los twitteros desconfían de las actitudes vocales de Ylenia.

No son pocos los que apuestan a que en directo, la voz de Ylenia no tiene nada que ver con la que oímos en el vídeo y es que Ylenia se ha unido a ese selecto clan de famosos que creen que saben cantar.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Kiko Rivera, Jesulín de Ubrique o el mismo Dinio ya consiguieron llevar a todo lo alto de las listas de éxitos canciones mediocres con voces paupérrimas.

La nueva faceta de esta profesional de los realities televisivos se trata del enésimo intento de rentabilizar la más que dudosa fama de esta alicantina tras el fallido intento de triunfar como colaboradora de Sálvame o como reportera del corazón con su sección titulada “Las rubias no somos tontis”.

La verdad es que Ylenia sirve de ejemplo para esta afirmación, aunque habría que comprobar el verdadero tono del cabello de la de Benidorm, tonta, tonta, no parece que sea, ya que sin oficio ni beneficio la exconcursante de Gandía Shore y GH VIP ha conseguido ejercer y sacar partido de su faceta de periodista y de cantante profesional.

Aunque es cierto que a algunos twitteros les gusta el ritmo y la canción de Ylenia, en general, muchos de los mensajes creen que la voz de Ylenia está trucada. Y no nos extrañaría, después de haber oído cantar y triunfar a políticos como Rita Barberá, Ana Botella o Marcos Benabent, tras ser sometidos a unos “ajustillos” de vídeo y musicalización, oír a Ylenia con tonos parecidos a Shakira resulta, al menos, sospechoso.

No cabe duda, que hoy en día es más importante tener una aceptable imagen mediática que otras actitudes propias de la profesión que ejerzas.

Vídeos destacados del día

Famosos que escriben libros o cantan ya es lo más normal del mundo y es que, en este país, o te haces "famosillo" de televisión o te metes a político, porque si no, por muchas carreras, habilidades o estudios que tengas, no te “comes un torrao”.