Fue una sorpresa que el actor porno Nacho Vidal se prestase a participar en Supervivientes. ¿Amor por la aventura? ¿Necesidad de lavar la imagen tras su supuesta vinculación a la trama china de Gao Ping? ¿Necesidad económica? Tras sus primeros enfrentamientos con Suhaila quedó claro, ya que él mismo lo dijo, que la necesidad económica era el acicate para concursar.

Durante semanas y a pesar de su comportamiento manipulador con Fortu y Rafi, sus trampas y sus muchas salidas de tono hacia las chicas de su grupo a las que menospreciaba y trataba de una forma repugnantemente machista, contaba tanto con el favor del público como de la dirección del programa, mientras gran parte de la audiencia no entendía a que se debía la protección hacia este personaje, al que poco menos que encumbraron a los altares por haber conseguido hacer fuego sin usar cerillas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Poco a poco sus delirios alejados de la realidad se fueron haciendo más patentes, hasta protagonizar no sabemos si un ataque de ansiedad, de ira o algo más grave, ya que la grabación del "suceso" no fue emitida, supuestamente para que su familia no sufriese, aunque en realidad todo parecía indicar que de nuevo a quien se protegía era al pornostar y a su permanencia en Supervivientes.

Tras abandonar durante dos días la playa por un cólico nefrítico, vimos regresar a un Nacho Vidal que aparentemente había visto la luz y por eso pedía perdón a diestro y siniestro, sobre todo a Suhaila a quien había ridiculizado de una forma cruel. Su aspecto compungido y una sobreactuación evidente, no convenció al grupo de los chicos de quien Fortu se había hecho líder en ausencia del actor porno.

Así las cosas y siempre maquinando estrategias que posiblemente por su estado anímico y mental le dan un resultado pésimo, decidió separarse de todos adoptando un comportamiento errático e incluso negándose en un debate a levantarse y participar. Protagonizó un falso acercamiento a las chicas que preocupadas por su salud le llevaban comida y más tarde pudimos verlo muy desaliñado y con un comportamiento totalmente paranoico que hacía temer lo peor.

Vídeos destacados del día

A partir de aquí Nacho se lanzó en caída libre, acercándose de nuevo a las chicas para ofrecerles su voto y protagonizando después la discusión más violenta con Fortu, Christopher y Rubén, de las muchas que ha provocado. El espectáculo, esta vez sí emitido ya que era imposible ocultarlo, fue sumamente desagradable y más propio de una pelea de gente marginal que de concursantes de un reality con un Nacho muy agresivo.

Viendo que la situación se les escapaba de las manos con el riesgo de que pudiese suceder algo irreparable, la dirección del concurso le comunicaba el pasado domingo que sería llevado a otra isla para apartarlo temporalmente de la convivencia.

Los despachos de Telecinco deben de haber estado echando humo estos días, mientras se decide si esperar a que la audiencia lo expulse este próximo jueves ya que está nominado o no arriesgarse y aplicar un castigo ejemplar, evitando así las especulaciones que inundan las redes sociales y siendo la propia dirección del concurso quien dé por finalizada su participación en Supervivientes.

Todo parece indicar que Nacho Vidal no volverá a convivir con los habitantes de playa Uva que se relajan al no tener que sufrir su violento comportamiento.