Tras la injusta salida de su gran 'enemiga' Suhaila, hemos visto a Nacho presa de un fuerte bajón o eso es lo que intenta hacernos creer. Después del episodio violento que le valió ser apartado momentáneamente de sus compañeros, el porno star volvió a la isla muy compungido y pidiendo perdón a diestro y siniestro.

A partir de ese momento su estrategia ha sido mantener un perfil bajo, manteniéndose en un segundo plano hasta las últimas nominaciones donde su faceta maquiavélica volvió a lucir en todo su esplendor.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Eliminada Suhaila la estrategia a seguir ha sido la de ponerse a llorar, diciendo a cámara que se sentía muy solo y lo más efectivo: 'Me he sentido desde el principio persona non grata'.

Con la cabeza entre las manos, su 'llanto' conmovió a Rubén que se acercó a preguntarle que le pasaba a lo que él respondía: 'Necesito llorar y desahogarme, estaba explotando ya' para seguir comunicando su monólogo victimista nuevamente a cámara: 'Derrumbado, muy solo, triste, deprimido' y vuelta a llorar sin lágrimas ¡Que ya debe ser difícil!

Poco después Fortu y Nacho protagonizaron un encuentro digno de un buen guionista, donde el cantante le perdonaba y además lo animaba diciéndole: 'Tuviste una crisis y la has pasado ya y tienes que estar orgulloso porque aquí has aportado mucho', por su parte el otro le contestaba que para él, Fortu es el ganador del reality. Un peloteo en toda regla que a nadie convence ya, cuando es evidente que tanto uno como el otro se consideran ganadores y por lo tanto están haciendo todo lo posible por eliminar rivales, sobre todo fuertes.

Vídeos destacados del día

Y en esas está Fortunato, que ha empezado a alejarse de los chicos de su grupo y se ha lanzado a por Rafi, atacándole por algo tan nimio como un plato lentejas, que si el torero llega a ser menos templado y entra al trapo, la bronca (que es lo que Fortu estaba buscando) estaba asegurada. Pero Rafi es listo y no le ha hecho el más mínimo caso. Al cabo de un rato y después de haberlo criticado a conciencia con el resto del grupo, Fortu, como siempre, le ha pedido perdón.

Rubén y Christopher también se mostraron perplejos por la actitud distante y competitiva del cantante, que pretende ahora emular a uno de los grandes ganadores del concurso Nilo Manrique, pescando más que nadie. A su alejamiento y actitud chulesca le siguió (seguramente tras pensárselo mejor) otro 'momento Nacho' de bajón y proclamas defendiendo su derecho a estar solo y a llorar, lo que desde luego ninguno pensaba negarle.

Está claro que a Nacho le ha funcionado la estrategia de 'dar pena' y Fortu que es el gran imitador en este concurso, ha decidido incorporarla como propia. Este jueves en las nominaciones volarán (metafóricamente) los cuchillos. ¿Quiénes saldrán nominados? Y lo más importante: ¿Quién será expulsado de Supervivientes?