Contra todos los pronósticos, y ante la incredulidad de Jorge Javier Vázquez, los invitados al plató y la misma Elisa, la italiana se convirtió en la nueva eliminada de Supervivientes 2015 en la última gala celebrada anoche en Telecinco.

La movilización de los seguidores de Gran Hermano en general y de Lucía Parreño en particular fueron decisivos para imponerse en las votaciones por teléfono a los fans -de nuevo cuño- de la transalpina en nuestro país en una nueva votación para la expulsión de la isla Destierro.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Supervivientes

Con esta expulsión todo daba un vuelto al programa. Una de las grandes favoritas, sino la gran preferida y candidata a la victoria final, hacía las maletas y retornaba al continente para ducharse, cenar en una cama y posteriormente tomar el primer vuelo de vuelta a Madrid de esta mañana.

En el palafito se quedaba, no menos sorprendida que el resto una Lucía que no tardó en recibir a su nueva compañera con la que deberá afrontar una semana de tensión antes de conocer cuál de las dos debe volver a casa antes de o esperado. Esa era Lola, quien perdió el mano a mano con Nacho Vidal.

El caso del actor, director y productor de cine para adultos no es menos paradigmático. Con una gran parte de la audiencia en su contra después de haberse enfrentado de muy malas maneras a sus compañeros tras sus primeros síntomas de debilidad en Honduras, este volvió unas horas antes de la eliminación para volver a tensionar el ambiente.

Algo que parece divertir a una audiencia que le ha jurado amor eterno y que prefirió mandar para el palafito a Lola y dejar dentro a Nacho, quien tiene varias cuentas pendientes y muchos problemas por solventar confesando a Suhaila que deben ir a por Rubén y a por Fortu, para echarlos cuanto antes de la isla.

Vídeos destacados del día

Será precisamente Suhaila su compañera de expulsión del próximo jueves después de que ninguno de ellos ganara la prueba de inmunidad y fueran nominados para salir cuanto antes de un Reality en el que Nacho Vidal se ha convertido en uno de los candidatos a ganar