La última entrega de Viajando con Chester, programa dirigido por Pepa Bueno en la cadena Cuatro, ofreció anoche declaraciones únicas y sorprendentes de Ruth Lorenzo, la artista que "se mojó" el año pasado en Eurovisión por España y quedó en un décimo puesto.

La cantante abrió su corazón para reconocer que comenzó con problemas alimenticios a los nueve años. "Mi anorexia se derivó en una bulimia. Comía y vomitaba", recordó Ruth. "Me sentía muy sola. No podía contar nada, me daba vergüenza", reconoció. Nadie vio el problema que tenía hasta que se lo contó a un amigo y este, a su vez, a una hermana mayor de la cantante. También explicó que un brote reciente de anorexia la ha llevado a tratarse de nuevo. "La bulimia y la anorexia es como el que es alcohólico o el que tiene una adicción, yo siempre voy a ser así", afirmó.

El tema familiar también tuvo cabida entre Pepa y Ruth en el sofá. Sus creencias religiosas y las razones por las que una familia española llega al mormonismo sorprendieron a la periodista. Ruth aseguró que dos misioneros practicantes evitaron que su madre viajase hasta Francia para abortar y que, por tanto, les debe la vida. El núcleo familiar en el que vivió estuvo formado por su madre y sus hermanos. "Me he quedado con muchísimas ganas de conocerle", admitía hablando sobre su padre biológico, fallecido, que abandonó a su madre estando embarazada de ella.

La carrera profesional de la artista despegó a partir de su participación en The X Factor en el Reino Unido. "Fue la hostia", reconocía sonriente. Pero ese éxito duró más bien poco; tras rechazar un contrato espectacular, se encontró con que no tenía dinero ni para comprar comida. "Compraba leche y robaba huevos en el bolsillo de mi abrigo, pero firmaba autógrafos a la salida. La gente me conocía". Así, la charla desembocaba en que en como la cantante pasó de luchar por sobrevivir a representar a España en Eurovisión. Recuerda que se lanzó de lleno porque "no tenía nada que perder".

En definitiva, la cantante se dejó leer como un libro abierto en el programa de Cuatro dejando salir cosas que, según ella misma, no sabía ni su madre y su terapeuta solo sospechaba. "Verdaderamente @viajandochester es terapia. La entrevista me ha ayudado a decir cosas que jamás imaginaba en voz alta. GRACIAS. #ChesterRuth", escribía en Twitter anoche tras la emisión de la entrevista.