Según informa The Hollywood Reporter, la serie de gran éxito "Juego de Tronos" rodará parte de su sexta temporada en la localidad castellonense de Peñíscola. Así lo han confirmado las cadenas de Televisión Canal + Series y HBO, uno de los canales de Televisión por cable más vistos en los Estados Unidos y Latinoamérica.

De esta manera, el municipio castellonense del autoexiliado Papa Luna se convertirá, a final de este año 2015, en el nuevo escenario de la exitosa serie de "Juego de Tronos", que parece haberle cogido gusto a las ciudades españolas para rodar parte de las escenas de esta serie, ya que ésta sería la cuarta localidad en que se rueda en España después de su experiencia en Osuna, Sevilla y Córdoba, y que completará en la ciudad catalana de Girona.

Sin duda, y así lo ha reconocido el ayuntamiento de Peñíscola, este evento será un gran reclamo para el ya numeroso turismo que se acerca a esta encantadora localidad de la comarca castellonense del Bajo Maestrazgo.

La serie "Juego de Tronos", de nacionalidad estadounidense, está basada en la obra novelística de George R. R. Martin, que lleva por título Canción de hielo y fuego, y que narra la historia, según Wikipedia, de unas "violentas luchas dinásticas entre varias familias" de la nobleza "por el control del Trono de Hierro" y que está ambientada en la era medieval.

Así pues, y según se ha confirmado por HBO y Canal + Series, Peñíscola se convertirá a finales de este año en un municipio medieval -más, si cabe- que servirá de escenario a esta exitosa serie estadounidense, "Juego de Tronos", en su sexta temporada y a la trama urdida entre varias familias de nobles por el control del ansiado Trono de Hierro.

Peñíscola será así el escenario ideal, el escenario perfecto para un ambiente que se entremezclará con el decorado natural de una localidad con mucha historia, donde han residido y destacado grandes personajes, como el Papa Luna quien asentó en este pequeño municipio de la provincia de Castellón su sede pontificia en el año 1411, después del Cisma de Occidente que provocaría una bicefalia en la Iglesia Católica.