El trono de Alberto Isla en "Mujeres y hombres y viceversa" fue visto y no visto. Como ya sabemos, el ex de Chabelita duró tan sólo unas semanas en el programa, y tras saltarse dos veces las normas, se fue de la mano de Luisa Kremleva, la pretendienta con la que se veía fuera.

Pues bien, después de haber mentido a la audiencia, escondiendo la relación que mantenían a espaldas del programa, parece que la pareja no ha cuajado. Así lo ha afirmado Luisa en "Sálvame", anunciando que ella y Alberto ya no están juntos. Un mes les ha durado el amor, mes intenso donde no han parado de proclamar su romance a través de las redes sociales.

Según la ex pretendienta de origen ruso, que ya estuvo en el programa intentando conquistar a Ángel, han roto por las frecuentes discusiones que tenían, motivadas por los celos de Alberto Isla. Luisa afirma que él es un hombre muy celoso y controlador, y "se montaba sus propias películas". También ha declarado que la ha decepcionado como hombre, algo que debió haber advertido en el plató de "MYHYV", cuando no la defendió y mintió sobre su relación.

A pesar del poco tiempo que han estado juntos, Luisa afirma que Alberto no ha hablado nada bien de la madre de su hijo, Chabelita, a la que ha descalificado en varias ocasiones. Según Kiko Hernández, Alberto se refiere a la hija de Isabel Pantoja mediante un insulto racista que se mete con su origen.

La gran pregunta, viendo la precoz ruptura, es si alguna vez han estado juntos o ha sido todo un montaje para acudir a los platós.

Vídeos destacados del día

A Luisa se la ha acusado en muchas ocasiones de moverse por interés, y poco ha tardado en ir a "Sálvame" a hablar sobre su ex; también es posible que vaya detrás del trono, viendo que la final de Samira está a la vuelta de la esquina.

Por su parte, Alberto Isla ya ha dicho en alguna ocasión que se acercó a Chabelita por interés, y ha acudido a contar todos los pormenores de la familia Pantoja previo pago. La familia de Luisa está muy bien posicionada económicamente, un aliciente para él. ¿Cuanto tardará en ir a los platós a contar su versión?