Se veía venir pero no tan pronto. Muchos fueron los que pronosticaron que Samira se había equivocado al dejar el trono de la mano de Jonathan y por lo que hemos visto hoy, sin duda acertaron.

Samira y Jonathan, han aparecido en el programa Mujeres y hombres y viceversa muy sonrientes y proclamando que estaban muy bien y que todo entre ellos era perfecto. La sorpresa ha sido grande cuando la presentadora les ha advertido que Adrián también estaba en uno de los sets evidentemente muy apenado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La cara de ella ha cambiado automáticamente. Emma le preguntaba si tenía ganas de verlo, a lo que respondía afirmativamente mientras Adrián negaba con la cabeza y abandonaba el set.

Una Samira cada vez más pálida y nerviosa daba muestras de no saber qué hacer y su hasta ese momento 'novio' Jonathan, la animaba junto con la presentadora a ir a buscarlo. No ha sido necesario insistir ya que ella ha abandonado el plató corriendo. Pasados unos minutos en los que ya se sabía que por fin habían hablado, hemos visto que Samira estaba llorando desconsolada y en plató un 'novio' sin sangre en las venas o sin tanto amor como se suponía, ha tenido que ser apremiado por Emma para que saliese a buscarla.

Al plató ha regresado una mujer que en su mirada reflejaba desolación y posiblemente, la certeza de que tal y como le pronosticaron, se había equivocado de chico. Sus lágrimas no dejaban lugar a dudas. Ninguna enamorada llora amargamente por aquél a quién no ha escogido.

Vídeos destacados del día

Es lógico sentirse mal por causar daño a alguien por el que has tenido sentimientos amorosos, pero lo que hemos presenciado hoy es algo más.

El programa nos ha dejado ver el vídeo del reencuentro con Adrián, donde ella le pedía perdón y él emocionado y muy triste le decía que para que iba, si así ponía más el dedo en la llaga. Al despedirse Samira se ha lanzado a abrazarle le ha dicho algo al oído que el sonido no ha captado pero que ha hecho que Adrián se despidiese de ella con dos besos.

Samira y Jonathan han podido ver cómo tras la marcha de ella Adrián ha roto a llorar con una fuerza y una amargura que ha sobrecogido a todo el mundo. A partir de aquí también ella se ha derrumbado y su llanto se ha unido al de su pretendiente. Jonathan profundamente serio y muy distante, prácticamente ha dado por finiquitado el incipiente noviazgo al decirle 'Yo ahora marchó a Barcelona y tienes unos días sola para pensar y decidir qué quieres hacer, si quieres seguir conmigo… y si no… Fue bonito mientras duró'

La sensación general es de que de no estar las cámaras por medio, Samira hubiese salido corriendo esta vez para quedarse con Adrián definitivamente. ¿Qué pasará con esta relación? Pronto lo sabremos, pero si ella y Jonathan no rompen ahora, todo parece indicar que no tardarán en hacerlo.