Los días de Samira en Mujeres y Hombres y Viceversa están contados. Después de que conociera la semana pasada y de la voz de la conductora del programa, Emma García, que su casting se cerraba en ese mismo momento, la suerte parece que está echada.

Visiblemente emocionada, y derramando alguna lágrima al saber que todos los segundos que le restan en el plató de Telecinco como tronista son los últimos, Samira, después de haber pedido a Dosel por todos los medios que formara parte de los pretendientes, debe afrontar ahora una verdadera final concediendo un cita a cada uno de los supervivientes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Citas en las que ya conocemos qué es lo que buscará Samira después de confesarse con Steisy en relación a lo que ella busca de un hombre. Según ella, y a diferencia de su compañera, a la que acusa de sólo buscar satisfacer sus calentones, está un poco cansada de las relaciones esporádicas, por lo que en este momento de su vida busca a alguien que le proporcione estabilidad y felicidad a partes iguales.

Una afirmación que ha llevado a muchos seguidores del programa a ver en Jonathan uno de los candidatos más fuertes de los seis supervivientes que ahora mismo tiene sentados a su vera.

Con una más que solvente situación económica y muchos amigos interesantes de cara a un futuro laboral cercano, este se antoja como uno de los claros candidatos a ocupar el corazón de Samira.

Sin embargo, el preferido por el público, y uno de los que también pugna con más fuerza para salir del brazo de la tronista, es Adrián. Buen chico, con una cuenta mucho menos abultada, pero con un corazón que no le cabe en el pecho, la duda radica ahora en saber su Samira está lista para estar al lado de un 'bonachón' capaz de ofrecerle amor y dedicación, pero muchos menos caprichos que Jonathan.

Estas dudas que asaltan a Samira, tal y como ella ha declarado, deberían quedar solventadas durante sus últimas citas cono tronista. Este mismo verano, es decir, en cuestión de semanas, Samira decidirá quién es el hombre con el que quiere pasar el resto de su vida.