La Final de Samira en Mujeres y Hombres y Viceversa está cada vez más cerca. Aunque todavía no ha habido confirmación oficial de la productora, todo hace barruntar que esta se producirá durante este mes de junio, por lo que el tiempo apremia a la tronista.

Tanto es así que, tras arrancar la semana con seis candidatos a ocupar su vida, lo cierto que el mundo de Samira ha quedado reducido a tan solo dos nombres. Por un lado el de Adrián, y por otro el de Jonathan, con dos perfiles muy distintos.

En cuanto a Adrián hablamos de un hombre sentimental. Romántico, detallista y a menudo algo pesado, representa el amor en el sentido más tradicional de la palabra, lo que por un lado gusta a Samira y por otro le hace dudar al ponerlo en según qué situaciones que ella considera podrían tener lugar durante una relación de pareja.

Por otro lado tenemos a Jonathan, un hombre más inseguro. Después de haberse enamorado una vez y de que todo saliera mal, porta una coraza de acero que nada gusta a Samira. Cuando la tronista le ha pedido más, Jonhny ha arrancado, pero lo ha hecho con dudas debido a su coraza, lo que le lleva a pensar que no siente nada por ella.

Con este panorama se encuentra una tronista que, a estas alturas, debe tener ya tomada la decisión final. O al menos eso es lo que insinúan desde la grada. Poco tiempo le queda por delante.



Si algo ha querido dejar claro Samira es que para ella, mantener relaciones, es importante pero ha quedado en un segundo plano, siendo esta, según ella, la principal diferencia entre su trono y el de Steisy. Con esta máxima sobre la mesa los dos candidatos a marcharse con ella ya saben qué cartas deben jugar y cuáles no, en las pocas citas que les quedan.

Vídeos destacados del día

Por ahora, y desde que cerrara el casting, han tenido una cada uno, teniendo granos de cal y de arena cada una de ellas, por lo que la tronista asegura que sus dudas aún se han acrecentado más tras estas dos citas de lo que lo estaban antes, no ayudándola en absoluto a decidir sobre el fin de su trono.