Tras sufrir los estragos de una traumática separación, la modelo Miranda Kerr ya habría encontrado finalmente a alguien que la bese en la cama, tal y como hemos podido conocer gracias a "Antena 3" y "Vanitatis". ¿Se tratará de su nuevo novio? El afortunado no es otro que un fotógrafo argentino llamado Sebastián Faena, y junto al cual la muchacha ha colgado una fotografía en la red social Instagram donde podemos verles a ambos en la cama mientras él le dedica un tierno y cariñoso beso en la mejilla.

De momento todo es un misterio, ya que desconocemos completamente si se trata únicamente de motivos profesionales o podría haber algo más.

Lo que sí sabemos es que la fotografía se ha convertido en viral en internet, habiendo alcanzado en dicha red social ya más de 196.000 "Me Gusta". No es de extrañar que rápidamente todo internet se haya revolucionado, y es que Miranda es una de las modelos más cotizadas del mundo, algo que se deja notar por la gran repercusión que desencadenan todas las acciones que lleva a cabo.

De momento solo queda preguntarse si nos encontramos ante el nuevo novio de la ex de Orlando Bloom, lo que significaría que ha logrado rehacer su vida y pasar página de una vez por todas. Tras ver la popularidad de la instantánea compartida por la modelo, lo que sí está seguro es que sus seguidores tienen muchas ganas de verla enamorada y feliz. Sin embargo, bien podríamos pensar que con la imagen se quiere promocionar alguna campaña publicitaria que vaya a tener lugar en un futuro próximo y de la que el fotógrafo sea autor.

Vídeos destacados del día

Sebastián, de 34 años de edad, parece estar de lo más contento junto a Kerr, y es que a ambos se les ve la gran cara de felicidad. Muchos se empeñan aún en sostener que únicamente son amigos, mientras que otros tantos no pueden pasar por alto el detalle de que la imagen ha sido tomada en una cama. De momento, habrá que darle tiempo al tiempo mientras sigue manteniéndose este debate que se ha abierto y que está claro que dará mucho de qué hablar en los próximos días.