Cada vez son menos los concursantes que siguen vivos y con opciones de hacerse con el mandil y el trofeo de ganadores de esta segunda edición de Masterchef 2015 en Argentina y la competencia se está haciendo con el paso del tiempo más feroz.

Si la semana pasada fue Germán el que recibió el mayor halago posible del jurado profesional del concurso  de cocina, asegurando que hacía tiempo no probaban un plato tan rico en una cocina, esta semana fue Alan quien se lució con el yacaré y con otros platos para erigirse como el mejor cocinero del duodécimo capítulo de Masterchef 2 Argentina.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Con Christophe en la picota y sin opciones al triunfo final a tenor de lo decidido a priori por los jueces del programa de Telefe, parece que serán estos dos quienes se vayan jugando el todo por el todo en un nuevo programa en el que la cosa, como no, se pondrá cada vez más compleja en busca de las cualidades y el trabajo contra el tiempo e improvisando de los supervivientes hasta ahora del programa.

Será precisamente este punto el que tengan que salvar a toda costa, reviviendo en las cocinas lo que en muchas ocasiones ocurre en una cocina profesional, como es que un producto no llega a tiempo, algo se estropea o la necesidad de reelaborar un plato para poder sacar lo que resta de servicio al más alto nivel lo que valoren en el día de hoy.

Como es habitual, el programa arrancará con la prueba de inmunidad en busca del concursante que no pueda ser expulsado en esta fase definitiva y que le ayudará de manera decisiva en la prueba grupal de exteriores.

Será en esa segunda prueba donde quedarán expuestos algunos de los concursantes que siguen vivos en Masterchef 2 Argentina a la prueba de eliminación, donde no hay margen para el error y que dará con un nuevo participante recogiendo los cuchillos y marchándose definitivamente para su casa.

Vídeos destacados del día

Es este el momento en el que más tensión se vivirá esta noche en Telefe, y a partir de la semana que viene de manera gratuita en su página web. Ya se huele el final y no hay margen para el error.