El polifacético cantante de "Las Nancys Rubias" no para de arrasar en televisión, triunfando en su propio Reality junto a su mujer "Alaska y Mario" o en el programa de Antena 3 presentado por Pablo Motos, "El Hormiguero". Y es que Mario Vaquerizo da mucho de sí, y allá por donde pasa logra ganarse el corazón de los telespectadores. Por otra parte, dada su personalidad, son muchos los que siempre han puesto en tela de juicio la orientación sexual del cantante, no llegando a pensar que era heterosexual realmente.

Quizás sea así como Mario se ha dispuesto a acallar todos los rumores, pronunciando unas palabras acerca de cómo son sus gustos hacia las mujeres, qué tipo de chica le gusta.

Gracias a "Vanitatis" hemos podido conocer tan ansiada respuesta, y es que él lo tiene muy claro: las prefiere "tetonas", artificiales y muy marcadas. Así es como se confirma lo poco que le gusta la naturalidad y el no usar maquillaje. Para él, el maquillaje es una parte más de su vida, por lo que considera esencial que su mujer perfecta también lo tenga por habitual en su rutina diaria.

Sin ir más lejos, parece ser que fue la propia Alaska la que le inició en este mundillo. También quiso hablar de los rumores sobre la cuarta temporada del reality "Alaska y Mario", asegurando que era una exageración, y aunque no sabe en qué formato volverá junto a su mujer en la "MTV", él mismo se confiesa muy feliz.. Pero su tema principal, no obstante, eran las mujeres y la naturalidad: de su propia boca han salido palabras como que "la naturalidad está sobrevalorada".

Vídeos destacados del día

Recordemos que ambos viven en su feliz matrimonio constantemente, y es que este 10 de junio ya cumplieron dieciséis años de casados. En cuanto al mayor secreto para conseguir que a pesar del tiempo el amor siga tan vivo como el primer día, Mario confirma que se debe a que los dos son de hablar mucho, mostrándose algo reacio al pensar qué podría pasar si esto pudiera llegar a terminarse. Algo que confirma nos contará si llega a darse la situación concreta. Ellos, mientras tanto, disfrutan de un éxito sin igual en una de las mejores etapas de sus vidas.