No creo exagerar si digo que actualmente Laura Pausini es la italiana más querida en España, sus fans ya le están enviando twiters para que esta noche apoye a este o a aquel concursante de su equipo, sus progresos con el español son notorios cada semana, pero también lo es lo duro que hace trabajar a los miembros de su equipo, el de la pulsera roja y que para tomar decisiones tiene que sentirlas en la piel, así lo hace semana tras semana, en el concurso La Voz de Telecinco.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

A sólo unos minutos de empezar los cuartos de final repasamos la Gala en Directo de la semana pasada, estos fueron los tres concursantes del equipo Laura que nos regalaron su actuación:

- Maverick, el miembro más joven del equipo, comenzó su actuación sentado a la batería, creo que Laura quiere reconvertirlo en un ídolo de masas, interpretando el tema "Uptown Funk", donde la coreografía no era menos importante que la voz, el chico no sólo se defendió sino que lo hizo francamente bien.

"Eres la caña de España" le dio Laura cuando terminó la actuación.

- Pablo, el rockero tímido que empieza a serlo menos, al menos cuando está sobre el escenario, interpretó una versión del tema de Jhon Lenon "Jealous Guy", un colorido escenario y su guitarra hicieron que todos pudiéramos sumergirnos de lleno en su actuación.

- Marina y su peculiar voz de tonos diversos, fue la tercera en actuar, sentada en un banco junto a un mimo nos trasladó a París, interpretando una bonita versión del tema "Je Veux", animada y jovial y con la musicalidad añadida de la lengua francesa.

Laura se subió junto a sus pupilos al escenario para interpretar el tema "Primavera Anticipada" que nos llevó al cierre de los teléfonos y con ello las votaciones. Jesús Vázquez fue el encargado como siempre de abrir el sobre con la decisión del público de salvar a "Maverick".

Vídeos destacados del día

Mientras Laura tras sopesarlo bastante se decidió por Pablo.

Hoy los concursantes quedaran reducidos a la mitad, de modo que las decisiones cada vez se van haciendo más complicadas para los coaches.