Adaline Bowman es una chica joven, de la que nos aprendemos que no es. Hace muchas décadas en un accidente desgraciadamente le afectó un rayo y desde entonces no puede hacerse vieja. Espero que este método no vaya a ser popular entre la gente que quiere quedarse joven.

Adaline podría estar feliz por eso, pero por un lado todos sus parientes (Ellen Burstyn), amigos y familiares se hacen viejos y mueren, por otra parte no puede esconder su estado hasta morir antes de que mueran las personas curiosas y de su entorno (medio ambiente).

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Tiene dos elecciones para evitar eso, en cada 10 años cambia su identidad y trata de no enamorarse. Sin embargo, un día se enamora de un chico guapo , Ellis Jones (Michiel Huisman) quien le presenta a sus padres (Harrison Ford, Kathy Baker).

Los cineastas no perdieron nada, hicieron sonreír a los espectadores. Los espectadores sensibles pueden llorar también. Adaline constantemente recuerda su pasado mirando una foto antigua o un artículo de periódico. Bromea con su edad real y falsa, con frecuencia dice la verdad y después trata de mantener la situación, vence a todo el mundo en los juegos como el tipo "Quién sabe más sobre el siglo XX" y podríamos seguir diciendo. Las escenografías contemporáneas y trajes son maravillosos, Blake Lively es preciosa, Michiel Huisman es apuesto, Harrison Ford tiene barba, la música es encantadora y hay una narradora también que trata de dar una explicación científica para explicar la historia (van a descubrir los contextos sólo después del año 2030).

La película La vida mágica de Adaline en lugar de descubrir los problemas que vienen a la vida especial de Adaline, elige un camino distinto, así la película la puedo recomendar sobre todo a los amantes parejas o a las chicas.

Vídeos destacados del día

Muchos van a pensar en Benjamin Button, pero a mí me parece que Adaline es una héroe que está armado de dos personas, de Connor MacLeod quién tiene que vivir hasta morir y de Forrest Gump quién está presente en todos los eventos históricos importantes.