Los ídolos juveniles de hoy en día tienen muy claro que tiene que saber manejar las redes sociales a la perfección para mantener una relación constante con sus fans, la inmediatez es el pan de nuestros días, y el que no sepa controlarla cae inevitablemente en el olvido. La nube es lo que prima, esto lo tiene muy claro el ídolo de multitudes que es el cantante y compositor canadiense Justin Bieber, sobre todo,porque él fue descubierto por Scooter Braun, ejecutivo de la música gracias a los vídeos caseros que Justin había subido a youtube.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

 Justin sigue manteniendo su canal de youtube, donde sus vídeos son reproducido hasta la infinidad . Sus cuentas de twiter y posteriormente de instagram no dejan de sumar fans se calcula que cada día suma más de 24000 seguidores nuevos.

Es precisamente en Instagram donde Justin ha subido una foto que ha puesto en jaque a sus fans, principalmente a las féminas pues el chico aparece en pie sobre un altar y ha escrito "todo lo que necesito es una novia". Una avalancha de candidatas respondió al mensaje ofreciéndose voluntarias para casarse con este multimillonario de 21 años.Por otra parte, hay quien ve en ello un guiño a su supuesta reconciliación con la también cantante Selena Gómez, aunque ninguno de los dos han confirmado nada al respecto.

En otro orden de cosas Justin que tras muchos problemas con las justicia por consumo de estupefacientes y conducción temeraria además de pequeños actos vandálicos parece  dispuesto a reformarse y cambiar su actitud, muestra de ello es su pública petición de perdón, tendrá que volver a pasar por los tribunales, pues ha sido acusado de plagio junto a su amigo el estadounidense Usher.

Vídeos destacados del día

La demanda que en principio había sido sobreseída ha vuelto a ser abierta por la Corte Federal.

El tema del conflicto es "Somebody to Love" y los demandantes son Devin Copeland, conocido como "De Rico" y Mareio Overton que abrían incluído la que según ellos sería la versión original en su álbum "My Story II", la cuantía de la demanda asciende a 10 millones de dólares.  Mientars tanto Justin sigue dando de qué hablar.