Lo publica el diario El Mundo en portada "Isabel Pantoja desayuna con la directora de la prisión y el subdirector le lleva las bolsas cuando regresa a la cárcel". Ante todo este revuelo, los funcionarios de prisiones de la prisión de Alcalá de Guadaíra se han revelado contra estos privilegios. Hoy, el periodista encargado de publicar esta información, Quico Alsedo, ha desvelado los detalles en Sálvame diario.

Según este periodista, Isabel Pantoja vive en una habitación individual y se salta los protocolos penitenciarios como, por ejemplo, tener que pedir audiencia por escrito con la directora de la prisión.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Según ha anticipado este periodista de El Mundo, mañana se publicarán los documentos que demuestran estos privilegios de la tonadillera.

Según los funcionarios de prisión y, confirmado por una expresa de esta cárcel, las reclusas estarían muy enfadadas y existiría riesgo real de motín en la cárcel.  Según Raquel, la expresa, Isabel Pantoja disfruta de un trato de favor a la hora de visitar el economato o de comer diferente que el resto de las reclusas.

Aunque el tema, de ser cierto, merece toda la seriedad del mundo, por tratarse de un personaje público como Isabel Pantoja, también ha suscitado cierta frivolidad y ya hay muchos que no pueden evitar comparar el tratamiento de privilegio en prisión de Isabel Pantoja con los privilegios de Chabelita en la isla de Supervivientes.

Hay quien bromea con que si la directora de la prisión de Alcalá de Guadaira no se llamará Suhaila y se preguntan si el plato estrella de Isabel Pantoja en prisión serán los espaguetis con albóndigas. Además, resulta paradójico, que sea Telecinco y Mediaset los que más han criticado los privilegios de Isabel Pantoja en la cárcel, los que no dejan de dárselos a su hija en Supervivientes.

La verdad que este país es un país de "traca" y hace honor al conocido dicho de que España es un país de "charanga y pandereta".

Vídeos destacados del día

Que alguien como Suhaila sea fan de Isabel Pantoja y Chabelita, podría ser hasta cierto punto normal, ya que esta "amistad" le garantizaría una serie de exclusivas, bolos y entrevistas que le pueden ayudar a salir de pobre.

Para muestra, un botón, y sino miren a la "sobrinisima" Anabel Pantoja, hasta 12.000 euros a la semana por hablar de su familia. Pero, por favor, que una funcionaria del Estado sea "fan fan de póster de la Pantoja" y se salte las normas penitenciarias, esto es para llorar a lágrima tendida. Esperemos que un diario tan serio como El Mundo, en esta ocasión, este equivocado y que se traten sólo de conjeturas sin fundamento.