Julia Roberts ha vuelto a sufrir un nuevo revés emocional. Tras la muerte de su hermana en 2014 y la muerte de su madre un año más tarde en febrero de 2015, la actriz se sumió en un estado de desequilibrio emocional.

Es por este motivo que hace cuestión de algunos meses se habló del posible proceso de divorcio entre ella y su pareja sentimental, Danny Moder, que sus agentes no tardaron en desmentir.

Sin embargo, de nuevo el rumor se cierne sobre la pareja.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Danny Moder, el hasta la fecha marido de Julia Roberts desde 2000, ha abandonado la casa que había compartido hasta la fecha con su mujer al no poder soportar más los cambios de humor que sufre la actriz desde la muerte de su hermana y su madre.

Tras el fallecimiento de la hermanastra de Roberts algunos familiares responsabilizaron a la propia Julia de su muerte.

Nancy Montes se quitó la vida con una ingesta masiva de barbitúricos. Dejó una carta en la que dirigía a su pareja y a su familia. En ella culpaba a sus allegados de su situación depresiva con estas palabras: "Mi madre y mis supuestos hermanos no merecen obtener nada de mí, excepto la certeza de que fueron ellos quienes propiciaron la depresión más profunda que he tenido que afrontar en mi vida".

Sin embargo y pese a que Nancy había declarado cosas muy desfavorables contra su hermana Julia públicamente y se sentía siempre a la sombra de la Novia de América, la muerte de esta fue un duro golpe para Roberts.

Cuando aún no había superado el duro trago, el 19 de febrero fallece su madre tras una larga lucha contra un cáncer de pulmón que acabó con su vida.

Vídeos destacados del día

Sin que el primer periodo de duelo hubiera acabado, empezaba uno aún más duro para Julia como era la muerte de una madre tan sólo diez días del cumplimiento del primer aniversario por la muerte de su hermana Nancy.

Aunque una pareja tiene que estar para lo bueno y para lo malo, Danny Moder, no pudiendo soportar más con los angustiosos cambios de humor de la actriz de Pretty Woman sufridos por las tragedias por la muerte de su hermana y su madre, abandona su casa dejando tras ellos una nueva dosis de rumores no exenta de un dolor añadido para Julia.

A la espera de declaraciones por un lado y otro de la pareja, sin lugar a dudas lo que sí está claro que es Roberts se encuentra sola, batallando ella para poder tirar adelante con todo lo que emocionalmente supone quedarse sin amparo y sin consuelo de los suyos.

Sólo esperemos que, como dice el refrán, después de la tormenta venga la calma y podamos ver de nuevo a una de las actrices más queridas del Cine, completamente recuperada de todo.