A muy poquito tiempo para que conozcamos quién o quiénes serán los concursantes eliminados que aprovechan el repechaje realizado en el Reality de América TV para reingresar de nuevo en la competencia en Gran Hermano 2015.

Tras varias semanas de encierro, el concurso que nos está dejando de todo, ha eliminado ya a cinco participantes que comenzaron su andadura en GH 2015 con la intención de ganar. Al final, por unos motivos u otros, han ido saliendo del nido, pero quizás no haya sido para siempre.

Al menos así será para uno de ellos después de que la organización del programa haya confirmado, tanto a la audiencia como a los participantes, que será en la próxima gala que cuando uno de los expulsados vuelve a unirse a la lucha por ganar el concurso con todas las de la ley.

Los cinco candidatos al reingreso y que ahora pasamos a detallar son:



Ángela Pereyra. A sus 29 años, la paraguaya ha decidido dedicar su vida a los demás trabajando en un restaurante que cocina la comida para niños villeros. Todo un ejemplo a seguir.

Belén Bianchi: Esta jovencísima niña de 23 años nació en Provincia del Chaco antes de emigrar a Córdoba, donde fue mamá de un niño que, por complicaciones en el parto, necesita usar una prótesis.

Camila Cortese: Expulsada en la segunda gala, esta villera es una de las preferidas de gran parte del público tras protagonizar alguno de los momentos de mayor audiencia de esta edición.

Matías Shrank: Al igual que Camila, sus minutos en televisión han sido oro. Considerado como un buen tipo, todo indica que será el escogido por la audiencia.

Vídeos destacados del día

Solano Cano: El último expulsado por el público y uno de los que menos se han notado en el interior de la competencia.

Echando un ojo a lo que se queda dentro de la casa y lo que ya ha salido, y sin perder de vista con un ojo lo que se escribe en las redes sociales, parece claro que la cosa está entre Camila y Matías. Ojo, porque la organización podría determinar que fueran ambos los que volvieran al encierro. Y es que en Gran Hermano nada es lo que parece.