Después de tantos años, en que los usuarios de Internet han estado pidiendo su desembarco e instalación en nuestro país, Netflix ya está aquí. Reed Hastings, creador y presidente de la plataforma de visionado legal online, después de asegurar en varias ocasiones que pronto llegaría, para a continuación negarlo, asegurando que el problema fundamental para no asentarla aquí era el alto índice de piratería, ha aceptado, por fin traer su producto, y lo hará en el mes de octubre.

Muchos esperan, escépticos, a que no haya marcha atrás, pero parece que en esta ocasión el dato se confirma, asegurado por el propio Hastings, que ve ahora, en ese público tan acostumbrado a bajarse películas y Series gratis, un cliente potencial entregado al catálogo que desde su apertura ofrezca.

Pero lo cierto es que el usuario de Netflix va a tener que hacer acopio de paciencia porque éste va a ser bastante reducido, a juzgar por los primeros títulos de los que se tiene constancia: en cuanto a películas, The ridiculous 6, un western en clave de comedia con Adam Sandler como protagonista, o Jadotville, un thriller con Jamie Dornan, el Grey de las Cincuenta sombras, y el siempre estupendo Mark Strong. Se irán ampliando con el paso de los meses, pero es posible que para entonces ya haya decepcionado su desembarco.

Por lo que respecta a las series, se podrán ver Daredevil o Marco Polo, producciones que nacieron de la plataforma y que no se han emitido en España porque iba a encargarse de hacerlo ella. El problema, al menos de cara a Daredevil, es que gran parte de su público ya la ha ido descargando y puede que la repita, pero no le resultará el descubrimiento que a cada usuario que se la ha bajado le ha estado pareciendo.

Vídeos destacados del día

Quien se pregunte por las series más destacadas de la plataforma, House of cards, con Kevin Spacey y Robin Wright, y Orange is the new black, enormes éxitos de la pequeña pantalla a nivel mundial, efectivamente, no las va a encontrar aquí, porque los derechos de emisión los compró Canal+.  

Ahora hay que pasar al precio, tal vez más determinante que todos los datos anteriores juntos. Sin confirmación definitiva, parece que será el mismo del que disfrutan en Alemana o Francia: 8 euros al mes. No es una cifra desorbitada, pero es mayor que la de otras plataformas que ya están instaladas en España, aunque sin tanta publicidad. De hecho hay quien aún desconoce su existencia.

Movistar Series, para los clientes de Movistar, tiene la tarifa situada en 7 euros, Wuaki en 6,99 y Yomvi en 7. También existe Filmin, con un catálogo de títulos más que nada independientes, además de clásicos, que incluyen el Cine mudo, por el mismo precio base que a priori tendría Netflix.

Hacia finales de año, cuando desembarque, veremos en qué medida alegra a sus usuarios y si es capaz de combatir la piratería, como se asegura. Mientras tanto, otras alternativas siguen ofreciendo, como siempre, sus catálogos para el que desee ir disfrutándolos.