En medio de tanto programa nauseabundo de supervivientes en islas desiertas que son caricaturas de Robinson Crusoe, con olor de tongo que se percibe cerquísima, o de guión escrito para atraer el morbo barato de la audiencia, sea ensalzando o humillando a tal o cual concursante, se agradece algo que trate al espectador como a alguien inteligente.

Aunque aquí nos referimos a una serie que solo se ve en TV3, es decir, en Catalunya, a pesar de que internet hace que se pueda ver en todo el mundo en directo y días después, es de justicia hacerle referencia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Un día podría ser emitida por otras televisiones del Estado español doblada al español, y así sería más conocida, como lo sería cuando se venda al extranjero.

Es la serie "Cites", remake catalán de una serie británica, "Dates", sobre citas por internet, algo que ya es parte imprescindible de nuestras vidas.

El remake ha sido coordinado por Pau Freixas, el mismo creador, aunque en aquel caso codo con codo con Albert Espinosa, de la magnífica serie "Pulseras rojas", vendida a medio mundo y que emocionó al mismísimo Steven Spielberg, que produjo un remake americano que no tuvo el éxito esperado.

Cada capítulo de "Cites", en montaje paralelo, nos cuenta dos citas amorosas, y huye de los tópicos de las comedias románticas. El primer capítulo fue arriesgadísimo, pues las dos citas acababan mal, y esa era su marca de fábrica: como en la vida real, todo puede acabar bien o mal. Y la audiencia catalana, que al principio no se acostumbraba a la nueva serie, la ha ido aceptando. Incluso se arriesgaba con citas como la de dos mujeres lesbianas o de un hombre maduro y una jovencita.

La fotografía trata de captar la Barcelona actual como un personaje más, en su esencia.

Vídeos destacados del día

Los personajes son cercanos, pero los guionistas huyen del personaje paleto y caricaturesco en favor de otros más cultos, pero sin ser pedantes, como el chico que tenía conocimientos del Antiguo Egipto y que los utilizaba para impresionar a los padres de la chica que conoció en la Red.

Asimismo, como es habitual en las series de TV3 y en la idiosincrasia catalana, los hombres de la serie son sensibles, nada rudos. Alguno sale de vez en cuando que rompe esa norma, como un tatuador poco educado y el personaje algo visceral que encarna Eduardo Noriega en un capítulo, al que se utilizó como gancho para la serie, que muestra un notable dominio de la lengua catalana.

Varios actores repiten sus personajes en más de un capítulo, como Marc Cartes, Aida Folch o Jordi Sánchez (estos dos últimos conocidos en España por "Cuéntame" y "La que se avecina"). Es decir, se les da una segunda oportunidad en su búsqueda del amor. Otra constante de "Cites", que muestra un cuidado en su acabado final muy encomiable.

En la serie británica original "Dates", cada capítulo era de una sola cita, pero los adaptadores decidieron meter dos, y siempre respetando el estilo y la esencia de los guiones originales, adaptándolos a la forma de ser barcelonesa, que no es muy diferente de la londinense.

Cada capítulo se emite los lunes por la noche en horario de prime time, y sin necesidad de arrasar en audiencias, se convierte en Trending Topic en Twitter, más incluso que con los tuits de las series de cadenas de emisión estatal. Ha habido toda clase de comentarios, desde los críticos "Esta serie demuestra lo aburrido que es ligar con catalanas/es" a los más elogiosos"Ella se merece un hombre de verdad, y no un cobarde impotente".