La última temporada de Arrow, la tercera ya, fue un tanto oscura y más seria de lo habitual, lo que la convirtió en una serie para un público mas adulto que cuando comenzó su andadura. Muchos fans de la serie han cuestionado este ligero cambio y los creadores de la serie han estado al tanto.

Tanto es así que para la cuarta temporada muchos villanos que habíamos visto hasta ahora desaparecerán, Deadshot ya lo hizo, pero otros mas se unirán en la próxima temporada, aunque esta contará con un nuevo villano, Damian Dark, quien basa su nombre en el hijo de Batman, una de tantas referencias en la serie que ha habido del Caballero Oscuro.

Según los propios creadores y guionistas de Arrow, la cuarta temporada será menos oscura y seria, además aseguran que se dieron cuenta de que comenzar la tercera temporada con una muerte tan importante marcó toda la temporada y por eso acabó siendo tan oscura, algo que en un principio no tenían previsto y es por ello que ahora retomarán las cosas desde un punto de vista mas "alegre".

En otoño se estrenará la cuarta temporada de Arrow y veremos si su visionado es mas fácil de asimilar por el espectador y de verdad ha dejado atras ese tono oscuro y enigmático que supuso la anterior temoprada. Otra cosa muy demandada por los fans de la serie ha sido el hecho de querer saber mas detalles sobre el pasado de Oliver Queen, sobre todo de esos cinco años que estuvo desaparecido tras el accidente de barco y donde se supone que se entrenó para acabar siendo el heroe que hoy todos conocen.

Estas críticas pra Arrow por su tercera temporada no son las primeras que recibe la serie, ya en la segunda recibió también bastantes críticas y se la conocía como la Batman Verde (por el color del traje), por el hecho de que aprovecharon muchos villanos procedentes de Batman para incluírlos en la serie, además de esto la serie también intento tener un tono similar a las películas del Caballero Oscuro de Cristopher Nolan. Cerca de estrenarse la cuarta temporada, veremos si Arrow por fin logra hacerse con su propia personalidad.