Allí abajo, la serie que emite Antena 3 los martes por la noche, en horario de prime time, protagonizada por un chico vasco que ha de quedarse en Sevilla debido al desafortunado accidente que mantiene a su madre en estado de coma, y por la enfermera sevillana que la cuida, ha llegado a su capítulo número 9 y con él a un cambio importante en su trama.

Marichu, la madre de Iñaki y paciente de Carmen, ha despertado. Tal fue el final del episodio 8 y de este modo, en un punto de giro tan álgido, comienza el 9.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Lo hace de una manera muy sensata, con un Iñaki que no quiere que su madre se altere y sepa, en primer lugar, que no están en Euskadi. Y después que se ha gastado la herencia de su abuelo en comprar el bar del hospital o que está viviendo con la enfermera que la atiende.

Demasiadas emociones juntas para una madre que se altera con facilidad, como ya vimos en el primer episodio. Por lo tanto, la solución llega con la gran idea de que crea que está en Euskadi, lo demás ya irá viniendo. Pero lo que parece tan fácil necesita una logística un poco complicada que incluye convencer a médicos, enfermeras y amigos que del norte llegan, para que apoyen un plan tan bienintencionado.

Allí abajo deja a un lado su aura de serie nacida a raíz del éxito de Ocho apellidos vascos, con la unión del norte y el sur y su contraposición de costumbres para mirar a otra gran película, también comedia, aunque en su caso no sea española, sino alemana: Good bye, Lenin!, aquella joya del año 2003 dirigida por Wolfgang Becker que llevó al estrellato al actor Daniel Brühl.

En ella, la madre de Alexander Kerner entra en coma poco antes de la caída del Muro de Berlín y despierta cuando el capitalismo ha entrado por la puerta de la República Democrática Alemana.

Vídeos destacados del día

Alexander decide que lo mejor para que su madre no empeore es hacerle creer que todo sigue igual, gracias a un uso portentoso de su imaginación y de los métodos más increíbles hasta para retransmitirle un telediario paralelo a lo que las televisiones emiten.

Allí abajo ha recordado con ingenio y gracia andaluza la película que arrasara entonces en los Premios del Cine Europeo y no lo ha podido conseguir con un nivel más alto: un guión sin fisuras y una dirección que sabe manejar a la perfección el arte de la comedia de enredo, unidos ambos factores a unos actores que, si habitualmente nos hacen reír, en esta ocasión han llegado a lo hilarante, El capítulo 9 de una serie prodigiosa se convierte, de esta forma, en un tesoro a guardar bajo llave.