Esta semana la revista Lecturas nos ofrecía en portada además del controvertido reportaje a Raquel Bollo una noticia que desde hace algún tiempo ya se comentaba en los mentideros madrileños y que la revista daba por cierta: la ruptura de Terelu Campos y su novio José Valenciano, alegando que han sido las responsabilidades familiares de él, al tener dos hijos pequeños las que han propiciado el alejamiento.

El mismo día que la revista se distribuía, una Terelu muy enfadada y vestida de negro riguroso -no entendemos muy bien por qué- se despachaba a gusto en Sálvame, el programa donde colabora, afirmando que todo es mentira y que había intentado ponerse al habla con el director de Lecturas pero que este había dado la callada por respuesta.

La hija de María Teresa Campos, sostiene un crudo enfrentamiento con el mencionado director a raíz de un reportaje anterior que supuso el final de la buena relación que hasta entonces mantenían.

No deja de ser curioso, que una revista del prestigio y la trayectoria de Lecturas, se lance al abismo dando una noticia completamente falsa. Habíamos visto imágenes de la pareja en un acto donde se apreciaba una cierta distancia entre ellos y que habían dado verosimilitud a la noticia. La explicación es que por lo visto José prácticamente no habla en los eventos y cenas a los que acude con su pareja Terelu Campos y ese parece ser que también era el comportamiento del anterior novio piloto de la presentadora. Debió quedar tan escarmentada de su antigua relación con un periodista deportivo -que no calla ni bajo el agua- que ahora los prefiere parcos en palabras, por lo menos en público.

Vídeos destacados del día

Lecturas asegura, que el ex boxeador tiene un contrato de trabajo en Chile que lo alejaría por un tiempo de España, lo que de nuevo Terelu desmentía dando muchas -demasiadas- explicaciones. Lo interesante es que su compañera Mila Ximénez que no da puntada sin hilo, le recordaba sin vacilar que había sido ella misma quien le había hablado de dicho contrato. Una Terelu momentáneamente descolocada, trataba de restar importancia a este hecho y seguía lanzando dardos envenenados contra el director de la revista.

La hija de María Teresa Campos es una mujer de fuerte carácter que ya se ha enfrentado a dolorosas rupturas y a lo mejor en esta ocasión, la relación simplemente atraviesa una crisis solucionable que ella no desea esté en boca de todos. Lo cierto es que pese a sus amargas quejas negándolo, cuesta mucho creer que no haya nada de verdad en dicho en el reportaje.

Y así las cosas, todo apunta a que en Lecturas no van a desmentir lo publicado. Es más, piden que esperemos un mes para que veamos como todo cae por su propio peso. Y eso haremos ¿Estaremos ante una posible exclusiva que se ha venido abajo gracias al reportaje? ¿Son de verdad tan felices la Campos y Valenciano como dicen? ¿Miente la revista? Seguiremos informando.