La última hora de ayer estuvo muy movidita en la Playa Uva tras la reunificación de todos los Supervivientes

Entre lo más destacado tenemos la fuerte discusión de Lola con Fortu que comenzó por una falta de respeto muy grave hacia la joven, según ella.

La relación entre chicos y chicas no se ha caracterizado por ser muy buena de momento, y a esto se suma el hambre y las incomodidades que sufren los concursantes, lo que hace que sus nervios estén a flor de piel.

Todo comenzó cuando las chicas le comentaron a Lola que Fortu les había saludado por la mañana a todas excepto a ella, lo que enfureció a la ex tronista, que fue furibunda hacia el veterano cantante y le recriminó su actitud con ella.

En un principio Fortu trató de mantener la calma y no seguir con la discusión, pero ante la insistencia de Lola, terminó por explotar y ambos se gritaron y dijeron improperios a la cara, hasta que la cosa llegó a ponerse seria y tuvieron que intervenir sus compañeros para separarlos.

Mientras tanto, pudimos ver imágenes del palafito y comprobamos que Carmen Lomana y Elisa están disfrutando al máximo de la tranquilidad de su nuevo "hogar". Ambas se llevan de maravilla y al parecer a las dos les gusta cuidarse, mantener su entorno limpio e incluso las oímos cantar canciones en italiano a duo.

Nacho, por otra parte regresó a la playa con sus compañeros tras recibir tratamiento médico por su cólico nefrítico. Durante este tiempo, parece que aprovechó para reflexionar y volvió con ánimos renovados y con ganas de hacer las paces con las chicas, sobre todo con Suhaila.

Vídeos destacados del día

Pidió hablar con ellas y declaró que estaba arrepentido de sus palabras y que su mayor deseo era que hubiese armonía entre todos. Las chicas aceptaron sus disculpas y se ofrecieron a ayudar al actor en todo lo que necesitase.

Al parecer, esta paz no gustó mucho a Fortu, que le preguntó a Nacho su posición, es decir, si estaba de parte de ellos o de las chicas. Estas palabras le cayeron como un jarro de agua fría a Nacho, que prefirió mantenerse tranquilo y alejado de todos cuando al rato de todos estos sucesos, el programa obsequió a los concursantes a un suculento festín de carne y bebidas para celebrar la unificación.

A Nacho se le han sumado varias cosas que han afectado a su ánimo, el cólico, las discusiones con las chicas y ahora con Fortu y por último la decepción que dice haber sufrido por parte de Isa Pantoja, a la que ayudó cuando ella se lo pidió para después nominarlo según él, a traición.