Hemos vivido una gala de Supervivientes que nos ha dejado un sabor agridulce, más agrio que dulce y la sensación de que se sigue manipulando el concurso. Se han evitado unas imágenes que claramente hubiesen perjudicado a Nacho Vidal ya que podrían mostrar una faceta profundamente disfuncional del concursante que incluso habría podido adelantar su expulsión.

En cambio no se ha hablado de la trampa de las cerillas perdidas organizada por el actor porno y su fiel escudero Fortu , que dejó a su grupo cuatro días sin poder hacer fuego y por lo tanto sin comer.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Raquel lo comentó durante el Debate del pasado domingo diciendo que en esta gala se vería que opinaban las chicas de la actitud de los dos machitos. Pues no se tocó el tema ¿Curioso, no? Un inciso: ¿A nadie le sorprende lo poco que adelgaza Fortu? Ayer se vio claramente al hacer la prueba sin camiseta.

Lucía se ha enfrentado durante la semana a un Nacho Vidal que claramente ha ido a por ella, por ejemplo quitando los cangrejos de la olla y dejándolos en una lata sin tapar. ¿Pero alguien se puede creer que quien se ha preparado para la supervivencia no sepa que los cangrejos se saldrán de la lata? El resultado es que este Maquiavelo de pacotilla ha sabido darle la vuelta y ha sido Lucía la que ha quedado mal frente a la audiencia. La divisa del actor porno es "Calumnia que algo queda" y así va esparciendo mentiras y medias verdades a su conveniencia.

La prueba de resistencia ha sido la misma del agua y el fuego y Suhaila ha quedado líder frente a un Fortu que ha dicho claramente que la han favorecido y que ante las explicaciones de J.J. Vázquez ha hecho como que reculaba aunque su cara decía lo contrario.

Vídeos destacados del día

Carmen Lomana incomprensiblemente ha sido expulsada por la audiencia y se ha trasladado al Palafito donde ha podido compartir una esplendida hamburguesa con la que la audiencia ha premiado a Elisa de Panicis por haber aguantado a un Noel insoportable, al que la audiencia ha decidido expulsar definitivamente del concurso, que era lo que él quería.

Carmen Se queda en el Palafito junto a Elisa y a pesar de que en principio no lo ha tomado muy bien, estamos seguros de que resultará una buena compañía para la máxima superviviente y que seguirá demostrando que es una persona sensata y con valores. Emocionante ha sido ver con que elegancia pero con una total contundencia, le ha plantado cara a un Nacho Vidal cada día peor en la convivencia.

Las nominaciones han sido naturalmente para Lucía y Nacho. La líder ha elegido como tercer nominado a Fortu. Vamos a ver cómo se desarrolla la semana con un Tarzán venido a menos y muy bajo de forma ya que ahora sufre al parecer un molesto cólico nefrítico. Ahora ya son un único grupo y Rubén ha sido encerrado en una especie de corralito por no seguir las indicaciones del médico, siendo sus compañeros los encargados de alimentarle.