Por si fueran ya pocas las críticas que el videoclip y el tema de Edurne para Eurovisión ha recibido a lo largo de todos estos meses, la cosa no hace más que crecer y cada vez son más los frentes que la muchacha se va encontrando en el camino, a tan solo unos pocos días de que tenga lugar el gran festival. Esta vez ha sido la asociación InfoCircus la que se ha querido posicionar con las escenas del tigre que aparece en el vídeo, de las que aseguran que aparece un animal que está siendo explotado.

Es por ello por lo que, según “El Periódico” y “La Vanguardia”, han pedido encarecidamente a la cantante y a TVE para que eliminen dichas secuencias en las que aparece esta tigresa cuyo nombre es Noa y que ya ha sido empleada con anterioridad en el mundo del espectáculo.

Dicha asociación está compuesta por cuatro ONG que abogan por la defensa de todo lo que tenga que ver con el mundo animal, como son Born Free, Faada, AnimaNaturalis y ANDA. Para lograr ganar la batalla, se han dispuesto a recoger firmas para ganar refuerzos mediante “Charge.org”, alegando que los duros entrenamientos a los que son sometidos estos animales provocan la anulación total de su instinto.

Tal y como ha alegado Jennifer Berengueras, portavoz de dicha asociación, quieren mostrar que los animales no son peluches, tanto a los organizadores como a la propia Edurne. No creen que sea adecuado que, junto a una artista de tan buena calidad, tengan que posicionar la imagen de un animal explotado en representación de otros tantos que sufren de la misma manera a costa de que sus dueños puedan ganar mayores cantidades de dinero.

Vídeos destacados del día

Pero la cosa no ha quedado aquí, y han seguido informando de que los animales del espectáculo desde edades muy tempranas son separados de su familia y sacados de su hábitat natural, donde serían infinitamente más felices que en cautividad. Esto, por ende, afecta a su estado de salud o manera de comportarse, lo que hace que finalmente sean abandonados, sacrificados o encerrados en una jaula el resto de sus vidas.