No parece ser que la salida de Zayn malik haya sentado muy bien a sus compañeros de One Direction, y es que desde que abandonase la boyband, la popularidad de los británicos ha descendido notablemente y a tanto ha llegado que a día de hoy no estamos muy seguros de qué desenlace tendrá. Tanto es así que, según palabras de "Pulso", su reputación se ha sentido incluso en México, llegando a afectar incluso a la Moda. Visto lo visto, la pérdida de Zayn Malik no habría afectado solo a sus seguidores, y es que sus excompañeros no han vuelto a ser los mismos.

Sin ir más lejos, en la ciudad mexicana los pedidos de almacenes encargados de distribuir prendas de vestir con la marca de One Direction han disminuido considerablemente.

Por ejemplo, en Fashion Deport, el director comercial de la compañía, cuyo nombre es Jey Dicktiar, que tienen la licencia para distribuir prendas de niñas en el país, ha confirmado un descenso estrepitoso de las ventas, habiéndose reducido incluso en un porcentaje entre el 25 y el 30 desde el pasado marzo, cuando Malik tomase la tan comentada decisión.

Así queda demostrado el fuerte impacto que ha sufrido y que ha afectado mucho en las ventas, las cuales no paraban de crecer en los últimos informes de años anteriores. Tan mal está la cosa que incluso los clientes se arrancan a renegociar las condiciones con los pedidos del segundo trimestre, algo que genera mucha expectativa y preocupación por la permanencia del grupo, ya que de seguir así se tendrán que tomar decisiones drásticas. No obstante, no preocuparse en exceso ya que aún la empresa sigue siendo muy fuerte.

Vídeos destacados del día

El propio Dicktiar trata de mostrarse optimista al garantizar que parte de los integrantes más importantes siguen formando parte del grupo. De momento, Fashion Deport seguirá siendo propietario de la licencia, y se están preparando unos cuantos vídeos de lanzamiento de un nuevo refresco con los cuales se pretende que salga fortalecida y favorecida. Por otra parte, el nuevo álbum de la banda británica se prevé que logrará alzar poco a poco la marca comercial, salvando así un negocio que, si bien antes no hacía otra cosa que generar ingresos, ahora lo que genera son más preocupaciones.