Dicen las malas lenguas que Telecinco tiene supuestamente la intención de que el concurso de Supervivientes los gane Isabel Pantoja, Chavelita para los íntimos. Pero si eso fuera verdad ¿Sería realmente justo? Es cierto que nos ha sorprendido gratamente ver que es una chica fuerte que aguanta las malas condiciones de la isla, el hambre, los malos rollos, pero ¿Es eso suficiente para merecerse ser la ganadora del concurso? Sinceramente y en mi humilde opinión creo que no.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Otros concursantes también están allí soportando esas mismas cosas y por eso nadie dice que deban de ganar el concurso. Bueno todos los demás menos el torero, que no se sabe bien si hay ido a participar en un concurso o a hacer una cura de reposo, pues el único movimiento que apenas le vemos hacer es para darse la vuelta en la esterilla y ahora en ese flamante colchón que le han regalado porque realmente no se lo ha ganado para seguir durmiendo o descansando.

Realmente la que si es digna ganadora del concurso es la rubia y despampanante Elisa, que desde que llegó al concurso no le hemos visto una cara de tristeza, bueno de preocupación por su pelo pero eso fue un pequeño lapsus porque una vez solucionado aquello ha tirado de todos los concursantes que van pasando por su isla y ahora por el palafito.

Elisa está demostrando que se puede pasar hambre, frío, y necesidades varias sin cambiar la cara y borrar la sonrisa de ella e incluso animar al compañero de turno, hacerle la comida adaptarse a sus manías. Si Elisa nos ha roto el mito de que ser modelo es ser tonta, porque esta modelo le está dando cien mil vueltas, a un torero, a un cantante roquero, a un actor porno, a un militar, no se y a cualquiera que se le pusiera por delante, eso sí, siempre con una sonrisa en su rostro y llena de imaginación para conseguir que los días, el frío y el hombre pasen de la forma más agradable posible.

Vídeos destacados del día

A mi parecer, ninguno de los concursantes de Supervivientes, este año se merece tanto ganar el premio Final como Elisa de Panicis