La joven actriz Ana Fernández sufrió hace cerca de 3 meses una de las peores noticias de su vida, y es que su novio Santi Trancho, fotógrafo y colaborador, murió en un accidente de tráfico.

La noticia conmocionó a España entera, lo que supuso una lluvia de comentarios en las redes dando el pésame por la muerte y mensajes de apoyo hacia Ana y la familia del fallecido. Acto al que se sumaron numerosos Famosos conmovidos por la dura realidad.

Tras unos meses de no levantar cabeza, Ana se ha refugiado en su trabajo intentando no recordar al que fue su novio desde el 2012 y con el que no pudo celebrar su tercer aniversario juntos.

Su primera aparición la realizó recientemente en el festival de cine de Málaga en la presentación de su nueva película Sólo Química y con su debut como protagonista.

También ha realizado otras aportaciones como la que hizo hace un mes para la revista Vis-à-Vis, la cual incluye una faceta desconocida de Ana mostrando su lado más sensual en una sesión de fotos realizada en Atenas. En dicha sesión, la actriz tuvo tiempo de conceder unas palabras acerca de todo lo ocurrido: "La gente cree que en la fama todo felicidad, éxito y dinero, pero se equivoca", advierte. Y continúa: "La inmensa mayoría del público tiene una idea del mundo del espectáculo y de la interpretación errónea. Se creen que estamos todo el día con los tacones puestos y con los vestidos, Hay partes bastante complicadas que tenemos que comernos solos y luego dar la cara y poner la mejor de nuestras sonrisas", explica en un alarde de sinceridad.

Vídeos destacados del día

Pero la artista no olvida como es lógico al fallecido Santi, subiendo una foto en las redes sociales en la que aparece dándose un beso con él y una frase: Siempre. Gesto que ha recibido multitud de comentarios hacia Ana en señal de apoyo. Esperemos que la actriz vuelva a ser la misma de antes y que recupere toda su energía. Desde aquí mostramos nuestro apoyo hacia ella y hacia ambas familias que se han visto implicadas en la tragedia que ha conmocionado a España.