Uno se pregunta: ¿qué pasa cuando el niño o niña, trabajan en la pantalla grande o pequeña en series o comedias, o bien como modelos para que algún diseñador se fije en ella o en él?. ¿Son los padres que hubiesen deseado ser ellos estrellas y necesitan ver reflejados esos sueños en sus hijos? O. ¿son padres que quieren que ganen dinero para que los sostengan? Respuestas hay miles y de todos los colores, sus cambios son radicales, la cuestión, que la infancia de esos Niños o niñas-estrellas, no pueden vivir una infancia feliz, porque esos mismos chicos deberían estar jugando y divirtiéndose como cualquier niño de su edad.

Sin embargo, cuando luego van creciendo, sus vidas se ven en un abismo y espiral difícil de salir.

Se hunden en el alcoholismo, en la droga, inclusive en malos comportamientos, que en algunos casos, por no poder satisfacerse así mismo/a por las presiones que padecen, llegan al suicidio. Hoy hablaremos de cuatro estrellas: dos americanos y dos españoles, aquí un resumen:

Fíjense en casos como Macaulay Culkin, era ese rubiecito llamado Kevin en la película donde su propia familia lo había abandonado y pasa las mil y una mil peripecias en una película que nadie dejó de ver cuando estaba en taquilla y hoy ya casi ni se le recuerda. Ese mismo niño adorable, había terminado en las drogas, está aún irreconocible. ¿Qué sucedió? ¿Tuvo un manager que no supo encarrilar su carrera? ¿Lo presionaron tanto que el mismo joven dijo: basta déjenme vivir tranquilo?

Aquí mismo en España, esa niña tan hermosa llamada Marisol.

Vídeos destacados del día

A quien su padre quería que fuera una estrella, la explotó en beneficio propio, quitándole su propia niñez, su propia vida. Hoy está alejada de todo

Otra estrella, fue Drew Barrymore esa niña rubia y con carita dulce que se encontró con extraterrestre y que hicieron muchas travesuras, pero que fue una delicia verla. Sus padres fueron los que la introdujeron en la pantalla. Esa misma niña ha pasado por el coqueteo de la droga y eso la llevó a hacer cosas que jamás imaginó, vivió un infierno, si bien salió del pozo, se rehabilitándose, Drew siguió trabajando en algunos papeles, pero ella misma ahora tiene su propia productora, esta casada y tiene dos hijos.

Otro actor español fue Juanjo Artero, aquel niño pelirrojo y de ojos azules que ha enamorado a miles de fans con la serie "Verano Azul". Después de aquella serie que veían grandes y chicos, se alejó de la pantalla. Intentó ser cantante, pero no tuvo suerte. Y volvió a la pantalla con la serie emitida por la pantalla chica llamada El Barco. Hoy alejado de todo.