Después de muchos meses de postureo televisivo, citas, besos y alguna que otra noche sin cámaras, por no hablar de polémicas y confesiones que han ido minando su trono, el final de Samira en Mujeres y Hombres y viceversa llega a su fin.

Esta misma semana, la tronista conocía de la mano de Emma García, la presentadora del espacio de Telecinco, que con las nuevas incorporaciones de última hora Samira ya había cerrado su casting, luego el hombre con el que debería abandonar el programa saldría, salvo que decidiese irse sola a última hora y 'hacer un Fede' de los seis pretendientes que tenía sentados a su vera.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Un momento de lo más emotivo que ha hecho que Samira se haya tomado las que son las últimas citas de su trono de otra manera, buscando la parte más íntima y personal de sus pretendientes tratando de canalizar su forma de ser y adivinar cómo son como personas, toda vez ha demostrado un interés físico que ahora quiere complementar para llenar su vida.

En ese sentido, a Samira no le han dolido prendas en reconocer que todavía está muy tocada tras la marcha repentina de un Israel que parecía había conseguido 'tocar la patata' de la tronista, que trata de olvidarlo conociendo a los candidatos a ocupar su corazón que ahora mismo tiene delante y que sí luchan por ella.

En ese grupo de hombres que aspiran a irse agarrados de la mano de Sami, parece que a día de hoy, y a falta de que complete la última ronda de citas, hay uno que está por encima del resto y ese es Heri, tal y como se desprende del último encuentro entre ambos.

La química que existe entre los dos cuanto están juntos y la seguridad que la tronista siente a su lado, como a sabiendas que es el hombre de su vida, hacen prever que es él el que Samira ha calificado como "el que se vendrá conmigo".

Vídeos destacados del día

Aunque todavía no hay fecha oficial, todo hace indicar que será durante el mes de junio, o principios de julio a más tardar, cuando se produzca la final en el trono de Samira. Hasta entonces, cuando coja a alguien de la mano, tratará de seguir conociendo a sus príncipes.