Resulta llamativo que, un programa de televisión, que vive de las imágenes como sustento que llevar a los ojos a su audiencia decide incorporar como parte indispensable de unos de sus programas el concepto 'sin cámaras'.

Eso es lo que sucede desde hace ya algún tiempo en Mujeres y Hombres y Viceversa, donde de vez en cuando, y como premio para alguno de los pretendientes que se someten a las pruebas de sus tronistas, existe la posibilidad de disponer de un lugar con su pretendido para conocerse más allá de los focos de la televisión.

Para ello el programa tiene contratados los servicios de una 'cabaña' donde los concursantes de MYHYV disfrutan de una cita romántica, con cena y sobremesa con bebidas de todo tipo incluidas, que terminan con los participantes del programa cerrando la puerta de la misma, y dejando al devenir de la imaginación de sus televidentes lo que allí ocurre.

Lejos de lo que pudiera parecer, las cámaras del concurso recogen todo lo que sucede durante todo el día, incluyendo los momentos previos y posteriores de cada cita en una cabaña en la que, como imaginarán, sí, hay una cama para que sean ellos los que decidan si usarla, o si quedarse charlando en el sofá de la misma.

Tal y como sucediera en las citas de Steisy y Alejandro, y tantas otras que han venido produciéndose, la producción del programa ha confirmado que, casi todas ellas, acaban en la consumación de la pasión existente entre estos jóvenes y guapos que no pueden resistir la tensión no resuelta entre las miradas que se cruzan en el plató.



Próximamente podremos disfrutar de nuevas imágenes de una nueva cita a ciegas más, en este caso entre Manu y Paola, y como viene sucediendo, llegará un momento en el que las cámaras, pero ojo, también los micrófonos, se apagan y no vuelven hasta que estos deciden llamar de vuelta a los operarios.

Vídeos destacados del día

Sin duda estas citas sin cámaras se han convertido en todo un gancho de incertidumbre para los seguidores de MYHYV. A veces, sin imágenes, se consigue enganchar aún más a la audiencia en televisión. Y en Telecinco lo saben bien.