Por primera vez desde que comenzase el programa estamos viendo a una Steisy de lo más sentimental, entregada y, por qué no decirlo, enamorada. Todo eso es lo que está provocando su acercamiento a un hombre muy especial en su vida como es Dosel.

Desde que Dosel se acercase al programa para conocer a Steisy, la tronista no dudó en darse cuenta de que era diferente a los demás. A diferencia de muchos de los pretendientes que han estado calentando la silla anteriormente, en busca de fama, dinero o televisión, Dosel estaba allí para conocerla, y eso es algo que una chica nota desde el minuto uno de una cita.

Pese a esa huella que este le iba dejando, Steisy quiso ir probando todo lo que se le iba poniendo en frente, y estaba en su derecho.

Más citas con otros chicos, más momentos íntimos, citas sin cámaras y besos, muchos besos, colmaron la paciencia de un Dosel que decidía abandonar su calidad de pretendiente para encontrar el amor fuera de la televisión, de la manera tradicional, y a pesar de lo que sentía por Steisy.

En un primer momento Steisy lo asumió como un síntoma de debilidad y, quizás, de falta de interés por ella, pero a través de distintos mensajes lanzados desde gente en común, Steisy no tardó en darse cuenta de que Dosel seguía pensando en ella y buscando una cita, la definitiva.

Esta cita no tardó en llegar y tuvo lugar esta semana. La complicidad entre ambos desde el minuto uno fue latente. Charlas profundas, sentimentales, y un buen puñado de gestos de complicidad, entremezclados con las pedidas infinitas de Steisy para que volviera a pretenderla acabaron en la casa de Dosel.

Vídeos destacados del día

Allí, ella, por petición propia, pidió conocer a su madre, quien le contó la historia de la familia conmoviendo aún más a una Steisy que llegaba allí como un flan. La petición de su vuelta era ya formal.

Parece claro que, ahora mismo, Steisy no tiene a nadie en la cabeza que no sea Dosel. Si la cosa no cambia mucho, será él el que ocupe su corazón. La tronista lo tiene claro... y Dosel se deja querer.