Más allá de lo que se dé a conocer pasadas la 01.00 de la madrugada del próximo jueves 14 de mayo al viernes 15, se puede elaborar una lista de triunfadores y de fracasados, una vez el encierro llega definitivamente a su fin y conocemos la reacción del público a la perfección.



En este sentido, pocos dudan de que, ocurra lo que ocurra en la Gran Final, si una pareja sale reforzada tanto anímicamente como por parte del cariño del público, siendo la más apoyada para salir vencedora de Amor a prueba, eso son Romina y Pedro.



Después de aguantar en el nido carros y carretas, y de haber visto como duplas aparentemente sólidas se iban desmoronando ante el avance de los jotes, estos han sabido aguantar, aunque no sin dificultades, los avatares de la vida, demostrando ser la pareja más fuerte de todas, al menos en cuanto a su amor se refiere.

 Sin duda esto es algo que ya se llevarán para el resto de lo que les dure -que esperamos sea mucho- de relación, además del cariño del respetable, siempre tan importante cuando decides exponer tu vida ante las cámaras y, por ende, ante millones de personas.



Otros de los ganadores, son el trío Álex, Oriana y Tony. De unos completos desconocidos han pasado a convertirse en uno de los tríos más televisivos de la última década en Chile... y en España, donde también se está siguiendo muy de cerca este Reality. Tras multiplicar por 10 sus seguidores en las redes, parece que laboralmente no les van a faltar visitas a la televisión. Con Liz, ocurre tres cuartos de lo mismo. Todo un triunfo.



En el otro extremo encontramos otras parejas como la de Matías y Eugenia. Una de las parejas que muchos daban por incorruptible ha perdido muchos años de relación tras exponerse a ser joteados durante el encierro en el nido.

Vídeos destacados del día

Su relación está perdida y, además, todos hemos visto su peor parte en televisión.

Junto a ellos destacamos a Leandro Penna. El que llegó como gran estrella al Reality, siendo el que más cobraba, sale con su imagen deteriorada. La audiencia repugna su parte más superficial y sus actitudes machistas dentro de la casa. La que fuera su pareja, la desconocida Aylén, no tardará tampoco en convertirse en una de las reinas de los Realitys. Cómo una pareja puede ganar y perder a la vez en AAP.