Desde que comenzó el reality, hemos visto al estilista de mujeres y hombres y viceversa pasearse por todos los programas de la cadena de Fuencarral hablando de su posible relación con el superviviente Labrador.

Desde el principio el público no ha dado crédito a este montaje de baja calidad por parte del estilista pero esto no quita que su entorno más cercano se haya visto afectado, y no es para menos, ya que Jesús no ha parado desde el primer momento que Labrador se marchó a la isla, día tras día, en todos los programas Jesús Reyes hacía dudar a todos los espectadores sobre la homosexualidad del concursante.

En los tiempos que corren cuestionar si una persona es o no homosexual me parece tan absurdo como intentar ganar fama con un montaje como los que realizaba hace ya años el señor Rodríguez Menéndez o la famosa de turno de las que a día de hoy ya no sabemos absolutamente nada, y es que la Televisión es así de efímera.

Labrador es libre de elegir como vivir su vida, y nadie tiene el derecho de sacar rendimiento económico y fama a costa de la intimidad de una persona. Me hubiera gustado ver a un Labrador más contundente, con más garra y más fuerza, poniendo en su sitio a la persona que ha contado e insinuado tales barbaridades sobre él. La cara de la madre del concursante era un poema en cada gala, porque aunque no sea verdad, que estén hablando de tu hijo día tras día y cuestionando su vida, es doloroso. Aún así con una calma inédita en él, aclaró el tema con el estilista en directo, cara a cara como tantas veces había solicitado Jesús a lo largo de su recorrido televisivo.

La historia del concursante no acaba tras su salida del reality, Labrador llega a España con varios frentes abiertos, ya que a su padre no se le ha ocurrido otra cosa que hablar en televisión de los problemas familiares que tiene con su hijo.

Vídeos destacados del día

¿Dónde vamos a llegar?, no todo vale por la fama y mucho menos hablar de los problemas que tienes con tu propio hijo. ¿Qué precio tiene la dignidad de una persona?, ¿Todo vale por fama?.

¡Hablando de Supervivientes!, He oído que han sancionado a todo el grupo de Nacho Vidal porque ha pedido su expulsión a la audiencia y a sus compañeros. ¿No es lo mismo que hizo Noel?, ¿Lo han sancionado a él?, me parece que no. ¿Despiste del equipo de reality?, ¿o es que da más juego castigar al equipo de los personajes más conocidos que castigar al resto de concursantes que por su imagen pública interesan menos?

Espero que Nacho Vidal levante cabeza y siga luchando por permanecer en supervivientes, y si alguien se quiere marchar del programa, que acarree con las consecuencias y se marche por la puerta de atrás. Supervivientes es un reality que lleva muchos años en antena y todos sabemos a lo que se exponen. Es muy fácil llegar,aguantar unas semanas y pedir tu expulsión para seguir ganando dinero fuera a costa de bolos y programas de televisión. No es justo ocupar el hueco de otras personas a las que sí le gustaría estar en ese programa.