Si bien el silencio es lo que siempre ha caracterizado a la ex de Robert Pattinson, Kristen Stewart, cuando se le pregunta acerca de su opinión sobre todo lo que le está pasando al que fuera su chico y compañero en la saga "Crepúsculo", ha sido una fuente cercana la que se ha decidido a relatar todo aquello que la muchacha opina acerca de él, y cómo se siente antes las recientes novedades que indican el inminente compromiso del "vampiro" y su actual prometida, FKA Twigs.

Hemos podido conocer gracias a "Rpp" todos los detalles, y tener seguro de antemano que Kristen no quiere saber nada de Rob, algo que demuestra que a pesar de todo el tiempo que ha pasado desde que mantuviesen una relación sentimental, ella aún sigue dolida y no ha conseguido superar la ruptura del todo.

Sin ir más lejos, comenzó a sentirse muy mal y con dolores fuertes en la cabeza nada más se anunciase el compromiso de Pattinson, quien por su parte atraviesa uno de los mejores momentos de su vida.

Fuentes cercanas a la actriz han hablado por ella y han sacado a la luz las opiniones más íntimas de la morena con respecto al tema, e incluso han llegado a afirmar que seguía manteniendo contacto con el actor. No obstante, el compromiso generó que este contacto entre ambos viese su fin, algo que le ha dolido mucho ya que no han vuelto a hablar por teléfono ni a escribirse correos como tan a menudo hacían antes. Así de tajante es como se ha mostrado "Daily Mail".

Robert está tan concentrado en su nueva relación que no tiene ojos para nadie más, y no parece estar dispuesto a que experiencias del pasado le roben lo que tiene ahora con su chica, con la que le gustaría formar una familia en un futuro cercano.

Vídeos destacados del día

Para Kristen era su gran confidente, alguien en quien confiar, razón por la que ahora le extrañe tanto y no tenga ni idea de cómo encauzar su vida. Tal y como asegura "Life and Style", él está dispuesto a hacer lo que FKA quiera ya que lo único que quiere en la vida ahora mismo es casarse y sellar su amor definitivamente.