Hoy no podemos hacer otra cosa que agradecer a la fuente de comunicación "Melty Fan" por habernos contado las principales causas por las que tanto nos preguntábamos que determinaban que la actriz Kristen Stewart nunca sonriera delante de todas las cámaras. En la misma fuente, y aunque discrepemos, se muestran impresionados ante el gran estilismo de la actriz, el cual ponen por las nubes, y la califican como uno de los personajes con mayor personalidad del mundo del espectáculo en cuanto a moda se refiere.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

No cabe duda de que la actriz de la saga Crepúsculo ha sabido rentabilizar a la perfección su fama y con ello ha logrado convertirse en el modelo de tendencia de muchas jóvenes en cada rincón del mundo.

No obstante, algo que siempre nos ha tenido en vilo es por qué Kristen jamás sonríe delante de las cámaras, algo que siempre ha hecho que nos preguntásemos los motivos. Tras buscar en todo el historial, te contamos de primera mano todo lo que siempre has querido saber acerca de este tema.

A la hora de ahondar en la historia de Hollywood, podemos comprobar en todas sus imágenes que antes ninguno de los Famosos sonreía cuando alguien les apuntaba con el objetivo, ya que se consideraba que todo tipo de carcajada debía quedar reservada a los niños, los pobres y las prostitutas. Jamás hemos visto a la actriz reírse en público porque, según expertos, un gesto serio denota seriedad, marca distancias y denota una cierta desconfianza. Ella misma quiso confesar a la revista Vogue que siempre ha sido muy tímida, algo que sus papeles de interpretación no han logrado cambiar a día de hoy.

Vídeos destacados del día

Sin ir más lejos, podemos ver cómo en las imágenes antiguas de nuestros antepasados nadie sonreía cuando le iban a hacer una foto. Stewart asegura que muchas veces siente que la gente se ríe de ella y eso es algo que no le agrada. El gesto serio de la muchacha se trata, nada más y nada menos, que de un mecanismo de autodefensa ante aquellos que quieren hacerla daño. Muchos son los que, tras oír estas palabras, se han arrancado a animar a la actriz a que deje los pequeños complejos del pasado y se anime a dedicarnos una sonrisa.