En la noche de ayer sábado 23 de mayo, Suecia consiguió llevarse el micrófono de cristal de la 60ª edición de Eurovision Song Contest, que se llevó a cabo en Viena (Austria). Las casas de apuesta la daban como ganadora desde hace meses, y era la más escuchada en plataformas como Spotify.

Mans Zelmerlöw, representante de Suecia, fue elegido como todos los años en el melodifestivalen, festival que se desarrolla en Suecia a principios de año donde se escoge quien representará al país en Eurovision. El tema elegido por la audiencia para que Mans interpretase fue Heroes.

Desde que Suecia dio a conocer quien representaría al país, la noticia se convirtió en polémica por un supuesto plagio a David Guetta.

Lo cierto es que la canción Heroes se da un cierto aire a la canción Lovers on the sun. Los acordes del principio de la canción, así como los del estribillo son bastante similares a los producidos en la canción de David Guetta, pero hasta la fecha, no hay interpuesta ninguna demanda por plagio. Hay que reconocer que bien sea un plagio o no, la canción era digna de ganar el festival.

El vídeoclip que presentó Mans tuvo que ser retirado de la plataforma de vídeos de YouTube, por una supuesta copia a Dandypunk y su canción The Alchemy of Light, y ser cambiado por otra versión en la que simplemente se mostraba la letra de la canción.

La temática de este vídeo fue la que finalmente se utilizo para la puesta en escena en el escenario de Eurovision. Mans estaba sentado en un banco y sobre él se proyectaban dibujos y efectos con los que interactuaba  constantemente, muy similares a los de la canción de Dandypunk.

Vídeos destacados del día

La verdad es que hay que reconocer que estaba muy bien trabajado, mucho más que la actuación de España, que tras sus fallos tuvo que conformarse con el puesto número 21.

Y si todas estas acusaciones no fueran poco, también al cantante de Heroes se le acusa de ser homofóbo tras una mala interpretación de un tweet suyo hace unos meses. Mans desde un primer momento ha negado que rechazase a los homosexuales, de hecho se despidió del festival de Eurovisión diciendo "No importa como seas, ni a quien quieras, todos somos héroes".